Ventajas de las semillas de chía

La Salvia hispánica L., conocida como chía, originaria de México y Centroamérica, es una planta herbácea que da frutos en forma de semillas de color negro con blanco. Su uso data desde la época prehispánica. Los aztecas y los mayas la utilizaban para la elaboración de alimentos, medicinas y pinturas, así como ofrenda para sus dioses en rituales religiosos.                                                                                       

Nutricionalmente se caracteriza por ser una fuente rica en:

  • Ácidos grasos omega-3 que protegen contra el deterioro cognitivo y mejoran la memoria. Ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL (malo) y triglicéridos en la sangre y reducen la presencia de problemas cardiovasculares.

 

  • Antioxidantes los cuales previenen y reparan el daño de las células del cuerpo, mejora la respuesta inmune del organismo protegiéndolo contra enfermedades y el envejecimiento celular.

  • Micronutrientes tales como vitaminas del complejo B que ayudan a mantener la energía del cuerpo. Minerales como el hierro y el calcio que favorecen un óptimo desarrollo y el buen funcionamiento del organismo.

  • Proteína la cual promueve el desarrollo muscular y la continua renovación de los tejidos del cuerpo.

  • Fibra dietética contribuye a tener una buena digestión la cual mejora el tránsito intestinal y evita la presencia de estreñimiento y la acumulación de toxinas en el colón.

Las semillas de chía se pueden consumir en diferentes alimentos como: cereales, panes, galletas, ensaladas, yogures, tés, licuados, jugos y aguas frescas. Cuando se añaden a algún líquido, segregan una especie de gel o recubrimiento gelatinoso que se llama mucilago (fibra soluble). Al consumirlas, producen un efecto de saciedad, el cual evita el consumo excesivo de alimentos, combatiendo de esta forma el sobrepeso y la obesidad.

Se encuentran en diferentes presentaciones como aceites, microencapsulados, harinas, semillas enteras o molidas; estas se adquieren en súper mercados, centrales de abastos, tiendas naturistas, en línea, entre otros. Gracias al contenido de antioxidantes que poseen, las semillas de chía pueden ser almacenadas por largos periodos de tiempo, sin que pierdan sus propiedades nutricionales.

Si bien no es muy común que las personas presenten alergia o intolerancia a las semillas de chía, se recomienda no abusar de su consumo. Una porción de 25 gramos al día es suficiente, ya que puede ocasionar ciertas molestias gastrointestinales (inflamación abdominal, flatulencias, etc.).

Llevar un estilo de vida saludable implica realizar actividad física diaria, beber suficiente agua natural, y tener una alimentación correcta donde se incluya el consumo habitual de semillas de chía, así como el Lactobacillus casei Shirota, que contribuye a tener una buena salud intestinal.

chia2