¿Cómo diseñar una dieta con carbohidratos para personas con diabetes?

Una alimentación correcta es aquella que integra todos los grupos de alimentos, a pesar de ello, las personas que viven con diabetes tienen la creencia de eliminar permanentemente ciertos alimentos de su dieta; la realidad es que entre más completa y variada sea la alimentación, mejor serán los beneficios en cuanto al control de la enfermedad.

Los carbohidratos son nutrimentos que aportan energía y su consumo diario es necesario para mantener una buena salud.

Para diseñar una dieta con carbohidratos, se debe tomar en cuenta la cantidad de carbohidratos que se requiere consumir a lo largo del día. Esto dependerá de múltiples factores como el peso corporal, la estatura, la actividad física, la edad, entre otros. En general, se recomienda comenzar con un consumo de 45 a 60 gramos de carbohidratos por cada tiempo de comida, sin embargo, se aconseja acudir con un nutriólogo para poder determinar con mayor precisión la cantidad de carbohidratos que se necesite.

Algunos alimentos se pueden clasificar por su cantidad de carbohidratos y por lo rápido que éstos se liberan en sangre. Los cereales integrales y las frutas con alto contenido en fibra son las mejores opciones para personas con diabetes.

Al diseñar una dieta para personas con diabetes, se deben de elegir alimentos con un bajo índice glucémico, es decir, alimentos que contienen carbohidratos que se digieren y se absorben lentamente dentro del intestino, lo cual provoca la elevación gradual de la glucosa en sangre.

En contraste, los alimentos con un alto índice glucémico contienen carbohidratos de rápida digestión y absorción, lo que ocasiona la elevación rápida de la glucosa, seguida de una disminución acelerada.

Ejemplos de alimentos por Índice Glucémico (IG)

TAB

Fuente: Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes.

El consumo de alimentos de bajo índice glucémico puede mejorar las concentraciones de glucosa plasmática en personas con diabetes. Además, estos alimentos son útiles cuando se incorporan en un régimen de pérdida de peso, ya que retrasan la sensación de hambre.

 p3

Recomendaciones para elaborar un menú con bajo impacto en la glucosa sanguínea

  • Sustituir los alimentos de alto índice glucémico por otros de bajo índice glucémico del mismo grupo.
  • Incluir en tus platillos leguminosos como frijoles.
  • Preferir los cereales de grano entero y altos en fibra, si no se cuenta con un cereal alto en fibra, agregue alimentos ricos en proteína como queso bajo en grasa, jamón o pollo, para disminuir el IG y retrasar el vaciamiento gástrico.
  • Limitar la cantidad de papa y arroz en la dieta. En caso de ser posible, sustitúyelos por alguna verdura o simplemente reduce la porción.
  • Al preparar fideos y otras pastas, cocinarlas en un punto “al dente”, es decir que no estén sobre cocidas.
  • Preferir el consumo de frutas y verduras en un término adecuado, ni muy verdes, ni maduras.
  • Consumir ensaladas en abundancia, cuidando que el aderezo que se adicione sea bajo en grasas saturadas.

Recuerda que una alimentación correcta, la práctica frecuente de actividad física, junto con el consumo de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, forman parte de un estilo de vida saludable.

c3