De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la tapioca es un alimento extraído del almidón de la yuca; tubérculo también conocido como casabe o mandioca. Es originaria de América Latina, aunque actualmente su cultivo y su consumo se han extendido a continentes como Asia y África.

y1

Para su producción es necesario que la yuca pase por un tratamiento térmico, lavado y desecado, lo que destruye algunas toxinas contenidas en ella, como lo es el cianuro. Posteriormente, el producto se manufactura en tres formas distintas: harina, copos y perlas.  Estas últimas son de color blanco, tienen poco sabor y carecen de olor, las cuales al hidratarse con agua se vuelven transparentes.

pt1

Hoy en día, la tapioca ha cobrado demasiado interés entre los consumidores debido a sus usos y aplicaciones en la gastronomía; se utiliza para elaborar deliciosos postres de leche y frutas, además de ser un alimento energético ideal para deportistas, niños en crecimiento e intolerantes al gluten.

 Propiedades nutricionales

 Por sus características nutricionales, la tapioca es un alimento que puede enriquecer la dieta habitual de cualquier individuo sano, aparte de ofrecer algunos beneficios, tales como:

  • Incrementar el nivel de energía: La tapioca es un alimento con alto contenido energético; ya que 100g contiene 85g de carbohidratos. Por lo que su consumo puede resultar útil antes o después de realizar ejercicio.
  • Fácil digestión: Debido a su bajo contenido de proteína y de grasa, se considera un alimento fácil de digerir.
  • Libre de gluten: Al ser extraída de un tubérculo, carece de gluten (proteína presente en cereales como el trigo, el centeno y la cebada), por lo que puede reemplazar a las pastas alimenticias convencionales, de la misma manera, se utiliza para la elaboración de panes y pasteles caseros para personas intolerantes a esta proteína.
  • Mejorar la salud ósea: La tapioca es un alimento buena fuente de calcio (20 mg/100g), el cual juega un papel importante en la protección y el desarrollo de los huesos, por lo que su consumo frecuente podría mejorar la salud ósea.

 

La tapioca en la dieta habitual

El consumo de tapioca se puede integrar en la alimentación habitual de las personas mediante:

  • Sopas: Combinándola con caldo de pollo o caldillo de jitomate.

  • Bebidas: Añadiendo las perlas de tapioca a licuados y frappes.

  • Postres: Elaborando un budín o tapioca en leche.

 

Si bien, la tapioca es un alimento que destaca por su contenido de energía y sus beneficios para la salud, es importante recordar que su consumo debe de acompañarse por alimentos buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales, además de incluir bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, para mejorar la absorción de estos nutrimentos.

t2