¿Se recomienda el consumo de té rojo?

El té es una bebida popularizada alrededor del mundo con alto grado de aceptación, debido a que se ha pensado que su consumo aporta grandes beneficios a la salud.

Este té se obtiene de la mezcla de agua con las hojas de la planta Camellia sinensis, y puede clasificarse en los siguientes tipos según el proceso de fabricación: el verde, el blanco, el negro, el rojo (Pu-erh) y oolong.

 p2

El té rojo es conocido dentro de la medicina tradicional China como “La bebida de la salud”. Su proceso de elaboración original es un aspecto por demás interesante, ya que tras su cosecha, se somete a una etapa de fermentación por un mínimo de 5 años, pudiendo llegar a los 70 años. Durante este periodo, los microorganismos desempeñan un papel muy importante en la producción del sabor, el color (oscuro-rojizo), la fragancia (aroma terroso y fuerte), y sus componentes funcionales, los cuales impactan favorablemente a la salud.

 La composición química del té rojo incluye una variedad de compuestos fenólicos, múltiples antioxidantes, aminoácidos, esteroles, cafeína, entre otras sustancias, que podrían explicar sus posibles beneficios.

  • Flavonoides, particularmente la catequina: Quizás, este compuesto sea el de mayor actividad antioxidante dentro del té; algunos estudios han comprobado su efectividad sobre la reducción de colesterol malo (LDL) y el aumento del colesterol bueno (HDL); así mismo, disminuir la formación de placas de ateroma, que posteriormente pueden ocasionar ateroesclerosis.
  • Teaflavinas: El efecto antioxidante de las teaflavinas actúa sobre las células del cuerpo, pudiendo evitar la aparición de algunos tipos de cáncer, como el de colon.
  • Fitoestrógenos: Son sustancias que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • Ácido gálico: Sustancia que ha demostrado su efectividad sobre la disminución del peso y la reducción de la grasa corporal, a su vez, junto con la cafeína, pueden aumentar el gasto energético.

 Así mismo, el té rojo se considera un diurético natural, aunque este efecto no es tan significativo, puede ayudar a disminuir las molestias por la retención de líquidos.

Recomendaciones

 Es importante señalar que el té rojo contiene sustancias como la cafeína y teína que pueden inhibir la absorción de algunos nutrimentos como el hierro, sobre todo cuando se consumen de manera simultánea.

 Por lo tanto, el consumo de este té debe ser evitado en mujeres embarazadas o en lactancia materna, personas con hipertensión arterial, anemia por deficiencia de hierro y en aquellos que por alguna condición se vean afectados por el consumo de cafeína, por ejemplo en quienes padecen gastritis.

 Hay que recordar que los beneficios del té rojo, en combinación con una alimentación correcta, la práctica de actividad física, más el consumo habitual del Lactobacillus casei Shirota, forman parte de un estilo de vida saludable.

 Tee Frucht - tea fruit  07