¿Puedo sustituir el agua por bebidas rehidratantes?

En la actualidad, las bebidas rehidratantes son ampliamente utilizadas en eventos deportivos y por atletas profesionales, esto debido a sus beneficios en la hidratación y la mejora del rendimiento durante la actividad física intensa. Sin embargo, el consumo innecesario y excesivo de estas bebidas, puede generar problemas de salud a largo plazo.

Durante la práctica de ejercicio físico, a través del sudor, el cuerpo humano pierde agua y minerales esenciales o electrolitos; como el sodio, el cloro y el potasio, indispensables en la hidratación, la contracción muscular, la función cardiaca, entre otros.

Una forma de reponer estos electrolitos es mediante la ingestión de bebidas rehidratantes, ya que además de agua, contienen carbohidratos como glucosa y fructosa, así como sodio, potasio y magnesio.

Hoy en día, el consumo y la popularidad de las bebidas rehidratantes han ido en aumento, a tal grado que las personas que realizan actividad física leve (menos de 1 hora al día) o que no realizan actividad en absoluto, opten por su uso como principal aporte de líquido. Sin embargo, las bebidas rehidratantes no deben sustituir al agua y deben ser utilizadas exclusivamente para la reposición de electrolitos tras el ejercicio físico intenso y de larga duración.

r2

El consumo excesivo de electrolitos, puede conducir a que los niveles de sodio y de potasio se eleven dentro de nuestro organismo, lo que puede generar una serie de complicaciones como la hipernatremia e hiperkalemica (exceso de sodio y de potasio en la sangre).

Causando los siguientes síntomas:

  • Náuseas
  • Sed excesiva
  • Sequedad en la boca
  • Cólicos intestinales
  • Crisis convulsivas
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Paro cardiaco

En los últimos años, se ha documentado un aumento en el consumo de bebidas rehidratantes en los niños y adolescentes, esto es de vital importancia, ya que se debe tener especial cuidado en dicha población, porque algunos estudios indican que entre más corta sea la edad, la producción de sudor es menor, incrementando el riesgo de complicaciones por niveles elevados de sodio y potasio en la sangre.

Cabe mencionar que, teniendo una alimentación completa y bebiendo agua pura en cantidades adecuadas, las personas que realizan actividad física leve a moderada, pueden cubrir sus pérdidas de electrolitos y evitar la deshidratación sin necesidad del consumo de bebidas rehidratantes.

¡Ahora ya lo sabes! Las bebidas rehidratantes están formuladas especialmente para atletas y personas con actividad física intensa. Recuerda que preferir el agua potable, realizar actividad física todos los días y el consumo de Lactobacillus casei Shirota contribuyen al mantenimiento de una buena salud.

a2