¿Los frijoles como parte de una alimentación saludable?

Los frijoles pertenecen al grupo de las leguminosas y son conocidos con diferentes nombres en distintos países y regiones como: frijón, frísol, fréjol, fásol, alubia, judía, habichuela y poroto. En México, ocupa una parte importante en la dieta diaria de las familias.

Existen más de setenta variedades de frijol que se distribuyen en siete grupos: negros, amarillos, morados, blancos, moteados, bayos y pintos. Además de ser deliciosos, son un buen acompañamiento para cualquier platillo; se pueden integrar en el desayuno, la comida y la cena.

Propiedades nutricionales

Los frijoles son una buena fuente de proteína y fibra (contienen aproximadamente 7.5 gramos en media taza), además aportan vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, niacina y folatos), minerales como el calcio, hierro, fósforo, magnesio y zinc.

Beneficios de consumir frijoles

Por su alto contenido en fibra:

  • Favorecen la regularización de los movimientos intestinales.
  • Evitan el estreñimiento.
  • Previenen el cáncer de colon.
  • Ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • Mejoran los niveles de colesterol.

Por su contenido en hierro y ácido fólico:

  • Promueve la formación de glóbulos rojos, previniendo la anemia.

Al ser ricos en proteína, los frijoles pueden remplazar la carne, sin embargo para poder aprovechar mejor este nutrimento debe de ir acompañado con arroz, tortilla o algún otro alimento considerado dentro del grupo de los cereales.

Recomendaciones

  • La forma más saludable de consumirlos son cocidos o de la olla, ya que no se les agrega grasa.
  • Se sugiere remojar los frijoles en agua un día antes de cocinarlos para ablandar el grano y reducir el tiempo de cocción, también esto ayudará a eliminar ciertas sustancias que provocan efectos intestinales indeseables.

Receta: “Frijoles con arroz y verduras”

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz.
  • 1 taza de frijoles.
  • 1 taza de caldo de pollo.
  • 2 taza de agua natural.
  • ½ taza de verduras mixtas.
  • 1 ramita de cilantro.
  • 1 pizca de achiote.

Preparación:

  • Combina el agua, el caldo de pollo, el achiote y agrega el cilantro en una olla grande.
  • Caliéntalos a fuego alto y mezclando frecuentemente hasta que hierva.
  • Agrega el arroz, los frijoles y las verduras. Dejar hervir y reduce a fuego bajo. Tápala y deja que se cocine durante 35 minutos o hasta que el líquido se evapore y el arroz quede tierno.

¡Listo para servir, hagamos de los frijoles un alimento de cada día!

No olvides que… los frijoles pueden forman parte de una alimentación correcta, al igual que el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota.

pf2