¿Cómo actúa la cafeína dentro del organismo?

La cafeína es una sustancia cristalina, sin olor y de sabor ligeramente amargo. Fue descubierta y aislada por primera vez del café, de ahí su nombre. Se encuentra presente en las hojas y semillas de más de 60 especies de plantas distintas, y dependiendo de su origen, también se le llama guaranina (guaraná), teína (té) y mateína (yerba mate).

 Es el estimulante socialmente más aceptado y consumido alrededor del mundo. Algunos de sus efectos son: estimular el sistema nervioso, disminuir la somnolencia y la sensación de cansancio. Estos efectos se deben a la capacidad que tiene la cafeína de bloquear la absorción de adenosina, una sustancia que provoca sueño.

 La cafeína se absorbe rápidamente a nivel gastrointestinal y su efecto puede sentirse a los pocos minutos de haber sido ingerida. Para la mayoría de los adultos, el consumo de hasta 400 mg de cafeína al día parece ser seguro (1 a 4 tazas de café). Cabe señalar, que los efectos que produce la cafeína sobre el organismo dependen de la dosis.

Efectos de la cafeína:

  • Reduce la sensación de cansancio y fatiga.
  • Mejora el rendimiento físico y mental.
  • Aumenta el ritmo cardiaco.
  • Promueve la secreción de ácidos en el estómago.
  • Incrementa los movimientos intestinales.
  • Tiene efectos diuréticos (eliminación de agua y sodio a través de la orina).
  • Disminuye y calma el dolor.

Principales fuentes de cafeína:

  • Café y té: son las bebidas con cafeína de mayor consumo.
  • Cacao: base para preparar gran variedad de alimentos, sobre todo en repostería.
  • Cola: base original para la preparación de refrescos de cola.
  • Guaraná: mayormente utilizado en la elaboración de bebidas energéticas.
  • Yerba mate: una de las infusiones más consumidas en Sudamérica.

A los alimentos con cafeína se les atribuyen propiedades antioxidantes que pueden ser positivas para la salud. Sin embargo, una ingestión excesiva puede provocar adicción y síndrome de abstinencia.

Cantidades mayores a 500mg (5 a 6 tazas de café) podrían tener los siguientes efectos adversos:

  • Insomnio.
  • Nerviosismo y ansiedad.
  • Aumento de la presión arterial y frecuencia cardiaca (palpitaciones).
  • Temblores
  • Molestias gástricas.
  • Descalcificación de los huesos.

Por ello, deben vigilar su ingestión personas que padecen de insomnio, migraña, ansiedad, hipertensión, problemas del corazón, gastritis y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Finalmente, es importante mencionar que, aparte de la cafeína, para mantenernos alertas es primordial llevar una alimentación correcta, además se sugiere incluir algún probiótico como Lactobacillus casei Shirota que ayuda a mejorar la asimilación de los nutrimentos de los alimentos.

tc1