¿Qué tan importante es el sentido del gusto?

Los sentidos brindan información vital para poder establecer relación con el medio que habitamos y con los demás seres vivos. El ser humano cuenta con cinco: la vista, el gusto, el olfato, el oído y el tacto.

 El sentido del gusto es aquel que permite percibir el sabor, una función básica y necesaria para poder subsistir. Los sabores son reconocidos en la lengua, a través de las papilas gustativas, las cuales pierden su capacidad de detección con el paso de los años.

 Este sentido juega un papel muy importante en la nutrición, ya que gracias al gusto se seleccionan los alimentos según los placeres derivados de su consumo; es decir, cada persona va formando un patrón alimenticio de acuerdo a los sabores que le parecen más agradables y, elimina aquellos que le disgustan.

 Además, el gusto es un gran auxiliar de la digestión, ya que por medio de las sensaciones agradables que se perciben con este sentido, se estimula la secreción de saliva y jugos gástricos que sirven para digerir los alimentos.

 En ocasiones, también ayuda a recordar ciertos acontecimientos. Se relaciona el sabor de determinado alimento con alguna experiencia previa que se haya vivido con él, ya sea placentera o desagradable, pero que determina la sensación en el futuro.

¿Cuántos sabores existen?

 Existen 5 sabores básicos que la lengua puede percibir:

  • Dulce
  • Salado
  • Amargo
  • Ácido
  • Umami o “sabor a carne”

Este último fue introducido recientemente por científicos japoneses. La combinación de estos cinco da lugar a la gran variedad de sabores de comidas y bebidas que se disfrutan en la alimentación.

msl

El sabor en los alimentos es resultado de una combinación de estímulos sensoriales (el gusto), el aroma (olfato), la temperatura y la textura. Por ejemplo, la congestión nasal que acompaña un cuadro gripal hace que casi todos los alimentos sepan “insípidos” porque el sabor depende del aroma.

Generalmente, las personas muestran mayor predilección hacia sabores dulces y salados y, son más sensibles a los ácidos y amargos, lo cual es un factor de protección natural del organismo, ya que la mayoría de las sustancias dañinas suelen tener estos sabores, lo que evita su ingestión.

Alteraciones del sentido del gusto

Existen algunos trastornos del gusto, como la ausencia, la disminución y la distorsión del mismo, los cuales pueden ser ocasionados por:

  • Lesiones en la cabeza.
  • Problemas hormonales.
  • Infecciones respiratorias.
  • Radioterapia en cabeza y cuello.
  • Problemas de olfato.
  • Exposición a ciertas sustancias tóxicas.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Consumo de tabaco.
  • Algunos medicamentos.

La pérdida del sentido del gusto afecta la calidad de vida y los hábitos alimentarios de las personas, influyendo en la selección de algunos alimentos que puede conducir a dietas monótonas y con poca variedad, deficiencias nutricionales, pérdida de peso, alteración de la respuesta inmune, mayor susceptibilidad a infecciones y enfermedades e incluso depresión.

Sin duda alguna, saborear algo agradable al paladar es uno de los mayores placeres que el ser humano puede disfrutar. Recuerda seleccionar alimentos nutritivos e incluir el consumo habitual de Lactobacillus casei Shirota como parte de un estilo de vida saludable.

da1