¿Cómo debe alimentarse una persona con Lupus eritematoso?

¿Cómo debe alimentarse una persona con Lupus eritematoso?

 El lupus eritematoso es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta diversas partes del organismo. Es una condición autoinmune, es decir, el sistema inmunológico crea anticuerpos (células de defensa) incapaces de diferenciar de manera correcta las células nocivas de las propias, lo que causa el ataque a los tejidos sanos del cuerpo. Esto puede ocasionar afecciones en la piel, articulaciones, riñones y cerebro.

 Aunque se desconoce la cura para el lupus, la buena noticia es que existe una variedad de tratamientos que pueden reducir los síntomas, limitar el daño a los órganos y disminuir el riesgo de recurrencia.

 En este sentido, las personas con lupus eritematoso podrían beneficiarse de una Alimentación Correcta.

 Recomendaciones:

  • Controlar la ingestión de calorías: es importante adecuar el consumo de energía a las necesidades de cada persona. En algunos casos, los pacientes con lupus activo y fiebre pueden requerir de un mayor aporte energético.
  • Cuidar el consumo de proteínas: debido a que un alto consumo pueden provocar daño renal en personas con problemas autoinmunes.
  • Procurar que la alimentación sea completa: incluir en el desayuno, comida y cena, los tres grupos de alimentos del plato del bien comer (verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal), para obtener todos los nutrimentos necesarios.
  • Elegir alimentos con vitamina D: sardina, yema de huevo, hígado y lácteos fermentados fortificados; la razón de elegirlos es por la falta de exposición al sol en este grupo de personas, lo que causa disminución de las concentraciones de esta vitamina.
  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio: leche, quesos, lácteos fermentados, charales, brócoli, almendras, entre otros; ya que el uso de glucocorticoides (medicamentos comúnmente prescritos) disminuyen la asimilación de calcio y vitamina D.
  • Incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: por sus propiedades antiinflamatorias, se recomienda el consumo de pescados: sardina, atún, trucha y cazón, entre otros.

Para disminuir los efectos inflamatorios de la enfermedad, se recomienda evitar alimentos como la alfalfa, ajo, miel, chocolate y cítricos.

Por último, el consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, puede ayudar a disminuir molestias gastrointestinales ocasionadas por el uso prolongado de medicamentos en las personas con lupus.

L1