¿Cómo afecta la obesidad en el rendimiento laboral?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es una enfermedad caracterizada por la acumulación excesiva o anormal de grasa corporal que puede ser perjudicial para la salud. Además, esta enfermedad afecta el desempeño laboral, reduce la productividad, incrementa el ausentismo, los accidentes de trabajo, e incluso la concentración.

 En México, las personas que padecen obesidad pueden disminuir su rendimiento laboral hasta  en un 50%, y se considera que tienen 2 a 3 veces más probabilidad de ausentarse en el trabajo por complicaciones de salud.

  • Alteraciones respiratorias: el exceso de grasa corporal ocasiona dificultad respiratoria al obstruir las vías aéreas, esto provoca una menor oxigenación tanto al cerebro como al organismo, lo que podría ocasionar un menor rendimiento laboral.
  • Apnea del sueño: suele ser una complicación de la obesidad, este desorden altera el sueño, siendo un factor de riesgo en accidentes de tránsito entre los conductores de vehículos.
  • Enfermedad articular: el exceso de peso corporal puede dañar las articulaciones, ocasionado dolor e inflamación, lo que conlleva al movimiento limitado, incapacitando a las personas para deambular o cargar objetos.
  • Susceptibilidad a enfermedades: algunas investigaciones sugieren que la obesidad podría afectar el sistema inmunológico, esto cobra importancia cuando los trabajadores con peso excesivo se exponen a sustancias químicas que pueden provocar alergias o enfermedades. 
  • Complicaciones de salud: la obesidad se asocia con enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial y alteración de los niveles de colesterol y/o triglicéridos; el mal control de estas condiciones ocasiona agotamiento físico, somnolencia, e incluso disminución de la visión, lo que representa un alto riesgo para aquellos trabajadores de manufactura.
  • Afecciones psicológicas: los problemas de peso corporal pueden influir negativamente en la autoestima, manifestándose como inseguridad, aislamiento social y alteraciones emocionales, esto complica superar los retos laborales.

Discriminación laboral

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los individuos con obesidad tienen mayor dificultad para conseguir empleo, debido a prejuicios y estigmas sociales en relación con el sobrepeso y la obesidad, considerando a estas personas:

• Incapaces.
• Descuidadas.
• Lentas.
• Con falta de voluntad

Estos conceptos erróneos pueden conducir a discriminación laboral que resulta en opciones de trabajo limitadas y salarios inadecuados.

En este sentido, el tener “unos kilos de más” impacta negativamente en la economía de las personas y del país. Por esta razón, tomar las medidas necesarias para gozar de un peso saludable es la mejor opción para mantener al tanto las capacidades físicas e intelectuales.

Recuerda que cada cambio realizado a favor de la salud influye de manera positiva en tu vida, por ello es importante llevar una alimentación correcta, practicar actividad física e incluir el consumo de Lactobacillus casei Shirota como parte de un estilo de vida saludable.

po3