¿Qué es la diabetes gestacional?

Es un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo, se define como el aumento de glucosa en sangre que se puede presentar entre las semanas 24 y 28 de gestación. Quienes la padecen tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto.

El embarazo genera cambios en el metabolismo de la mujer con la finalidad de crear un ambiente ideal para el crecimiento y desarrollo del bebe. Uno de estos cambios se refleja al inicio de la gestación con el incremento en el efecto de la insulina sobre la glucosa.

ef

Sin embargo, durante el segundo y tercer trimestre del embarazo se crea un estado de resistencia a la insulina, provocado por el aumento de hormonas antagónicas a la insulina (lactógeno placentario, prolactina y cortisol) ocasionando un aumento en la glucosa sanguínea, lo que condiciona a riesgo para desarrollar diabetes gestacional.

Normalmente el organismo de la madre puede adaptarse a la resistencia a la insulina. No obstante, existen algunos factores que agudizan esta resistencia:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Edad mayor a 25 años.
  • Historia familiar de diabetes.
  • Antecedentes de intolerancia a la glucosa.
  • Embarazos previos con hijos de más de 4 kg.

Diagnóstico de la diabetes gestacional

El diagnóstico de diabetes gestacional es complicado ya que algunos síntomas de la enfermedad pueden confundirse con manifestaciones propias del embarazo. Por ejemplo, la sensación de sed y hambre frecuente y el aumento en la necesidad de orinar.

Es por esto que se recomienda el tamizaje en toda mujer embarazada aparentemente sana; el cual consiste en una Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (PTOG) entre la semana 24 y 28 de gestación.

tab

Las mujeres con diagnóstico de diabetes gestacional requieren mantener sus concentraciones de glucosa a un nivel adecuado, ya que el mal control puede ocasionar problemas como:

  • Aborto espontáneo.
  • Lesiones al momento del parto (madre e hijo).
  • Bebé de tamaño y peso mayor a lo normal.
  • Muerte fetal.

Además de estas complicaciones, los hijos de madres con diabetes tienen una gran probabilidad de padecer obesidad y diabetes tipo 2 a medida que crecen.

Tratamiento de la diabetes gestacional

El tratamiento para la diabetes gestacional consiste en una alimentación correcta, monitoreo de la glucosa sanguínea y la práctica de actividad física bajo vigilancia médica. En casos donde estas medidas sean insuficientes para controlar el nivel de glucosa, se recurre a fármacos e insulina.

Cuando la diabetes gestacional es detectada a tiempo y se trata oportunamente, desaparece una vez terminado el embarazo. Lamentablemente, la evidencia indica que quien la ha padecido podría desarrollar Diabetes Mellitus tipo 2 en un futuro.

Recuerda que un estilo de vida saludable junto con un peso corporal adecuado ayudan a prevenir la diabetes gestacional. Además combinado con el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota contribuyen al mantenimiento de una buena salud.

dg1