El zinc es un nutrimento ampliamente distribuido en el cuerpo humano, es esencial en múltiples funciones como: el transporte de nutrientes, protección contra enfermedades infecciosas y mejora la actividad cerebral. 

El zinc es el segundo elemento más abundante en el organismo, después del hierro. Se localiza dentro de todas las células, aunque el 90% está en músculos y huesos. Se absorbe en el intestino delgado y no hay reservas que puedan liberarse en caso de deficiencia, por lo que su consumo es esencial a través de la alimentación.

¿Para qué sirve el zinc?

Participa en varias reacciones bioquímicas y procesos biológicos, por lo que muchas funciones del organismo podrían alterarse en caso de deficiencia:

  • Inmunidad, el zinc es uno de los elementos que influye en la conducta del sistema inmunológico; por lo tanto, su deficiencia disminuye las células encargadas de la respuesta inmune.
  • Desarrollo físico y cognitivo, promueve el crecimiento y es un componente esencial para el cerebro y una adecuada función del sistema nervioso central, por lo que es un nutrimento clave durante la infancia, embarazo y adolescencia.
  • Participa en el sentido del gusto y el olfato.
  • Necesario para la síntesis de ADN (nuestro material genético).
  • Función y desarrollo de órganos reproductivos, especialmente en hombres ya que favorece el equilibrio de la testosterona (hormona masculina).
  • Metabolismo de proteínas, grasas e hidratos de carbono.
  • Interviene en la salud visual.

Además, el zinc se utiliza con fines terapéuticos como parte de las estrategias para el tratamiento de diarreas agudas, resfriado común y para acelerar el proceso de cicatrización.

 

Fuentes de zinc e ingesta recomendada

 

Los alimentos de origen animal son la principal fuente de zinc, pues la absorción se favorece debido al contenido de lisina (aminoácido).

Algunos alimentos de origen vegetal también tienen un buen aporte de zinc, pero su absorción es limitada debido a la presencia de fibras, fitatos y oxalatos (sustancias que inhiben la absorción).

tab020217

 

La Ingesta Diaria Recomendada (IDR) se debe establecer de acuerdo a la edad, sexo y situación fisiológica de la población.

 

tab2020217

 

IDR según el Instituto de Medicina (OIM) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA)

 

Grupos vulnerables

 Los países en desarrollo tienen mayor riesgo de padecer deficiencias de zinc, pues sus principales fuentes alimentarias son de origen vegetal. Ciertos grupos que podrían estar expuestos son:

  • Bebes prematuros.
  • Vegetarianos.
  • Personas que consumen alcohol.
  • Personas con síndrome de mala absorción.
  • Niños con diarrea severa.

La deficiencia de zinc es más común de lo que se piensa y tiene efectos importantes sobre la salud, puede tratarse a través de la suplementación y la adición de este elemento a productos básicos. Por otro lado, la toxicidad es rara causando como principal complicación la deficiencia de cobre.

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de los nutrimentos esenciales es llevar una dieta correcta que contenga variedad de alimentos, además el consumir bacterias probióticas como Lactobacillus casei Shirota, favorecen su absorción en el intestino delgado.

ZIINc