Omega-3, más que una grasa saludable

Los ácidos grasos omega-3 se pueden encontrar en aceites vegetales, pescado, nueces y yema de huevo, su consumo es esencial en el tratamiento y prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

 Los omega-3 son un tipo de ácidos grasos poliinsaturados que están dentro de las llamadas “grasas buenas” y se consideran esenciales, lo que significa que el organismo no puede producirlos y se requiere incorporarlos a través de la dieta. Se encuentra de tres maneras en los alimentos:

  • Ácido eicosapentaenoico (EPA).
  • Ácido docosahexaenoico (DHA).
  • Alfa linolénico (ALA), el cual es precursor de los dos anteriores.

Fuentes de omega-3

tab090218

*Principalmente pescados de agua fría. El aporte varía dependiendo de la especie, el lugar y época en que son capturados. Se recomienda consumirlos a través de preparaciones como ceviches, ensaladas, pescados asados, a la parrilla o zarandeados en vez de fritos.

Omega3

 

También la industria de alimentos ha desarrollado alimentos enriquecidos con omega-3 como son huevos, aderezos y fórmulas infantiles. Por otro lado, los suplementos en forma de cápsulas se recomienda tomarlos bajo supervisión médica.

 

El consumo de estos ácidos grasos ha demostrado tener amplios beneficios en la salud humana, entre ellos:tab2090218

Corazón sano: la mayor evidencia sobre el beneficio de omega-3 se relaciona con el efecto protector en enfermedades cardiovasculares, pues aumenta el colesterol “bueno” reduce los niveles de triglicéridos y de colesterol “malo”, incluso se ha observado que disminuye ligeramente la presión arterial.

Cáncer: algunas investigaciones científicas sugieren que los ácidos grasos esenciales podrían ayudar a prevenir el cáncer de colon, próstata y mama; se habla de que el DHA tendría efecto antitumoral.

Propiedades antiinflamatorias: ciertos estudios mencionan que puede ser útil en padecimientos como la artritis, lupus eritematoso, síndrome metabólico y enfermedad inflamatoria intestinal.

 Función cerebral y visual: durante la gestación y el crecimiento de los bebés es primordial para un buen desarrollo y funcionamiento del cerebro y la retina. Además algunas investigaciones sugieren que podría ayudar a mejorar la memoria y tener efecto neuroprotector en enfermedades como Alzheimer.

 Estado de ánimo: numerosos estudios consideran la suplementación con omega-3 como un método eficaz para ayudar a prevenir y tratar estados depresivos.

¿Qué cantidad se recomienda consumir?

Los resultados contundentes del consumo de omega-3 han sido sobre el beneficio en tab3090218enfermedades cardiovasculares, por lo que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la Asociación Americana del Corazón (AHA) y la Sociedad Internacional para el Estudio de los Ácidos Grasos (ISSFAL) han emitido las siguientes recomendaciones de consumo:

Una de las principales causas de muerte en México son las enfermedades cardiovasculares, por lo tanto, se sugiere aumentar la ingesta de omega-3 en conjunto con estilos de vida saludables como el consumo de Lactobacillus casei Shirota para mantener un adecuado estado de salud.