“Hipertensión Arterial” amenaza silenciosa

La hipertensión arterial es una enfermedad que puede causar lesiones a las arterias y órganos internos incluyendo el corazón. Uno de cada tres mexicanos la padece y, debido a que carece de síntomas ha sido llamada la “amenaza silenciosa”.

 La asociación americana del corazón (AHA, por sus siglas en inglés) menciona que la hipertensión o presión arterial alta es causada cuando la presión arterial, (la fuerza con que la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos) es demasiado alta.

¿Cómo saber si mi presión arterial está bien?

 Se recomienda monitorear constantemente las cifras de presión arterial, ya sea en casa o en algún servicio de salud, y de acuerdo al resultado, se clasificará de la siguiente manera:

tab-sem-11

Hay que considerar que una sola toma de lectura alta no significa tener hipertensión; si esto sucede lo más recomendable es acudir al médico.

 ¿Por qué la hipertensión arterial es considerada una amenaza silenciosa?

 Debido a que la hipertensión arterial rara vez causa síntomas puede pasar inadvertida durante muchos años hasta que se manifiesta alguna complicación pudiendo ser mortal. Además, en México, casi el 60% de las personas desconocen que la padecen y las que son diagnosticadas tienen una baja adherencia a su tratamiento por “no sentirse enfermos”, ambas situaciones ponen en riesgo la salud.

 Consecuencias de la hipertensión arterial:

 Los daños principales se presentan en corazón, vasos sanguíneos del cerebro y los riñones, es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular en el mundo, provocando también:

  • Infarto agudo al miocardio.
  • Crecimiento del corazón e insuficiencia cardiaca.
  • Aneurisma (agradamiento de vasos sanguíneos que pueden ocasionar derrames).
  • Enfermedad renal crónica.
  • Ceguera.

 

¿Qué puedo hacer para prevenir y tratar la hipertensión arterial?

 

Se sabe que llevar un estilo de vida saludable ayuda a conservar la salud y mantener niveles óptimos de presión arterial, donde la alimentación es uno de los pilares para lograrlo.

Recomendaciones:

  • Mantener un peso corporal saludable: la reducción de 7 al 10% de peso corporal en personas con sobrepeso ayudará a disminuir los niveles de presión arterial.
  • Llevar una alimentación correcta: una alimentación rica en frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa puede ayudar a controlar los niveles de presión arterial.
  • Reducir el consumo de sodio: la Organización Mundial de la Salud recomienda reducir el consumo de sodio a menos de 2 gramos al día (5 g/día de sal), además disminuir la frecuencia de consumo de alimentos enlatados y en conservas.
  • Utilizar especias y hierbas de olor: sustituir la sal al cocinar por hierbas de olor como el comino, pimienta, albahaca, menta o cebolla, ajo y perejil ayudará a no exceder el consumo de sodio.
  • Realizar actividad física: el ejercicio moderado puede reducir el riesgo de presión arterial alta, se recomienda al menos 30 minutos al día, cinco veces a la semana.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Controlar el estrés con meditación y relaciones sociales positivas.

Así que recuerda llevar un estilo de vida saludable incluyendo el consumo habitual del Lactobacillus casei Shirota para gozar de una buena salud.

semana11opc3