Día Mundial de la Actividad Física

La actividad física es indispensable para mantener la salud del cuerpo y de la mente, trae consigo grandes beneficios para quien la realiza, ayudando a prevenir algunos padecimientos como sobrepeso, diabetes, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer e incluso depresión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2002, propuso el 6 de abril como la fecha de conmemoración del Día Mundial de la Actividad Física.

tabsem14Tras la buena respuesta a este evento, que logró movilizar a 148 países con el lema “Agita Mundo – Move for Health”, la OMS estableció su celebración de forma anual con la finalidad de invitar a la población mundial a que realicen ejercicio diariamente. Actualmente son ya 16 años consecutivos con una amplia participación en comunidades de todo el mundo.

tabsem14-2

De forma simultánea en los países participantes se realizan eventos que promueven el ejercicio físico a través de caminatas, clases masivas de aerobics, zumba, paseos en bicicleta, eventos deportivos y recreativos.

 ¿Actividad física o ejercicio?        

Cabe mencionar que tanto la actividad física como el ejercicio tienen grandes beneficios para la salud, pero existen diferencias entre ambas:

tabsem14-3

Dentro de la primera se encuentran diferentes actividades cotidianas, como realizar la limpieza del hogar, caminar al trabajo, subir escaleras o levantar algún objeto; por otro lado, las actividades como aerobics, levantamiento de pesas, natación y ciclismo son etiquetadas como  ejercicio. A pesar de que ambas actividades tienen beneficios para el organismo, el ejercicio, al  requerir un gasto de energía más grande, genera una mayor recompensa para la salud.

¿Cuánto ejercicio se debe realizar?

La OMS recomienda 60 minutos de ejercicio al día en niños de 5 a 17 años, y al menos 150 minutos a la semana en las personas mayores de 18 años. Algunos consejos para incorporarlo dentro de la rutina habitual son los siguientes:

tabsem14-4

Beneficios del ejercicio

tabsem14-5Existen estudios que demuestran que realizar ejercicio y el consumo de probióticos como el Lactobacillus Casei Shirota, permite tener una mejor microbiota intestinal que evita enfermedades gastrointestinales; así como aumentar las defensas a nivel respiratorio.

semana14op2