¿Por qué es bueno desayunar?

Entre 6 y 8 horas es el periodo máximo que nuestro cuerpo resiste sin alimentos; después de este tiempo el cuerpo utiliza las reservas de energía de forma anormal. Si esta condición es frecuente estarás forzando a tu organismo, lo que perjudicará tu salud.

Desayunar todos los días es un hábito saludable, que incluso ayuda a mantener el peso corporal, ya que después de un ayuno nocturno prolongado, el cuerpo necesita reponer esta energía y la obtenemos de los alimentos. Algunas personas no desayunan por falta de apetito, de tiempo o porque les provoca náusea.

Si cuentas las horas desde el momento de la cena de un día anterior
hasta la hora en que habitualmente desayunas ¿Cuántas horas pasas en ayuno?

semana8bSe ha comprobado que ante un ayuno nocturno prolongado, el organismo recibe el mensaje de escasez de alimentos y responde con la disminución del gasto basal (energía utilizada en el mantenimiento de las funciones vitales como respirar, movimientos del corazón, circulación sanguínea, etc.) para tratar de hacer rendir las reservas disponibles; esto trae como consecuencia que en la siguiente comida nos excedamos en cantidad y optemos por alimentos de mayor contenido calórico, por lo que gran parte de la energía consumida se acumula en forma de grasa en el cuerpo, razón por la que somos más vulnerables a subir de peso.

Es importante mencionar que los desayunos que se componen con un alto contenido de azúcares (exceso de azúcar, pan dulce, golosinas, frutas) provocan un aumento rápido y elevado en la liberación de energía en la sangre (glucosa), pero después de 30 a 60 minutos, se presenta una sensación de hambre intensa. Por lo tanto, los desayunos según lo recomendado por El Plato del Bien Comer, deben incluir una variedad de alimentos que aportan azúcares, proteínas y grasas, que propician una liberación lenta y sostenida de energía para mantener la sensación saciedad por varias horas.

Por otro lado, en los niños el desayuno mejora la capacidad de aprendizaje y retención en la escuela, además que favorece el crecimiento y desarrollo adecuados.

Te sugerimos algunos tips para facilitar la preparación y el consumo del desayuno:

  • Si no acostumbras desayunar, comienza con porciones pequeñas e increméntalas de forma gradual.
  • Si desayunar te provoca náuseas, elige alimentos sólidos, verás que poco a poco esta sensación desaparecerá.
  • Utiliza para el desayuno la comida sobrante del día anterior.
  • Deja puesta la mesa desde la noche anterior con los alimentos que no requieren refrigeración (pan, cereales secos, fruta)
  • Elabora con anticipación los alimentos que vas a consumir en el desayuno, es decir:
    • Pica la fruta y déjala lista en el refrigerador.
    • En caso de que vayas a desayunar chilaquiles: dora la tortilla, prepara la salsa, etc.
    • Si en el desayuno vas a incluir quesadillas: prepara los guisados (rajas con cebolla, flor de calabaza, huitlacoche, hongos, etc.).
    • Si son molletes con frijoles, deja listos los frijoles, el queso y la salsa mexicana.

Desayunar es la mejor manera de proveer al organismo de suficiente energía para llevar a cabo las actividades matutinas (trabajo, estudio, deporte, etc.) sin tener sensaciones de hambre que nos conduzcan a la urgencia comer.

¡No te quedes sin energía, desayuna todos los días!