¿Cómo puedo evitar el estreñimiento?

El estreñimiento es un trastorno digestivo afecta a millones de personas alrededor del mundo y se caracteriza por inadecuados movimientos intestinales, evacuaciones poco frecuentes y forzadas que en ocasiones pueden ser menos de tres veces por semana.

El Instituto Mexicano del Seguro Social reporto en el año 2010, que hasta el 30% de los mexicanos tiene problemas de estreñimiento. Es una de las tres primeras causas de consulta en la especialidad de gastroenterología, siendo más frecuente en mujeres. Por cada dos mujeres un hombre padece estreñimiento.

Existen dos tipos de estreñimiento:

Atípico
Se caracteriza por la falta de tonicidad muscular; este tipo ocurre cuando la dieta es baja en líquidos y fibra dietética, así como inactividad física.

Espástico
Caracterizado por la existencia de movimientos intestinales irregulares, causados por trastornos nerviosos, tabaquismo, alimentos irritantes u obstrucción del intestino grueso.
El estreñimiento  crónico es un trastorno que puede persistir meses o años.

Las causas pueden ser diversas pero entre las más importantes están

  • Hábitos de alimentación inadecuados.
  •  Alimentación con deficiente  consumo de fibra dietética.
  • Insuficiente consumo de agua.

¿Y cómo evitarlo?

Si bien es cierto que el uso de laxantes es una de las soluciones inmediatas, también es un hecho que no es una solución del problema a largo plazo. Estos desajustes en la regulación o cambios los movimientos de nuestros intestinos, se pueden solucionar, incluso de manera natural con hábitos alimentarios y las siguientes recomendaciones:

  • Aumenta el consumo de alimentos altos en fibra, ya que ésta favorece el tránsito intestinal:
    • Consume verduras y frutas preferentemente crudas y con cascara, así aumentaras la cantidad de fibra en tu alimentación.
    • Prefiere cereales integrales (pan integral y tortilla de maíz)
    • Recuerda incluir leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzos.

 

  • Bebe mínimo dos litros de agua al día.
  • Realiza con regularidad alguna actividad física.
  • Es aconsejable comer en horarios regulares.
  • Evita alimentos muy grasosos como frituras, cortes de carne con mucha grasa, exceso de aceite.
  • Consume productos con probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, estos pueden ayudar a mejorar los movimientos intestinales.

Aunque el estreñimiento es un padecimiento común al cual se le resta importancia, en ocasiones puede ser la primera manifestación de una enfermedad grave o deberse a alteraciones del intestino que requieran un tratamiento distinto. Por ello, consulta a tú medico si el estreñimiento no se resuelve con las medidas antes mencionadas, o si es persistente de forma inesperada.

¡Recuerda la prevención es la clave
para mantener un estado de salud óptimo!