¿Por qué tomar agua y cuanto debo tomar?

El agua es un componente esencial en el cuerpo humano. 

El porcentaje de agua en el cuerpo varía en base a la edad y sexo; en un niño pequeño suele ocupar hasta un 85% de su peso, mientras que en un adulto sano aproximadamente el 60 a 70%  y conforme avanza la edad esta proporción disminuye hasta un 45 o 50%.

 

Funciones del agua en el cuerpo humano
  • Es el medio de disolución de todos los líquidos corporales.
  • Posibilita el transporte de nutrientes a las células.
  • Contribuye en a la regulación de la temperatura corporal.
  • Colabora en el proceso digestivo.

Al combinarse con la fibra de los alimentos produce sensación de saciedad y ayuda a disminuir el estreñimiento

 

01Son varias las causas por las que el agua corporal se puede ver afectada, entre ellas el sudor (piel), respiración (pulmones), digestión (heces fecales), orina (riñón) por lo que recuperar y mantener un adecuado “balance hídrico” se vuelve indispensable. Esta agua debe ser recuperada con la ingesta para evitar así la deshidratación.

La cantidad de agua requerida depende de la diversidad de circunstancias dietéticas, actividad física, condiciones climatológicas, geográficas y socioeconómicas a las que está expuesto el individuo, pero en lo general se establece entre dos a tres litros por día.
Pero en algunas circunstancias la demanda es mayor, y esta cantidad debe incrementarse como en el embarazo, lactancia, fiebre, diarrea, vómito ó cuando la temperatura ambiental es muy elevada.

Cuidado con el golpe de calor
Cuando la temperatura ambiental se eleva son frecuentes los golpes de calor, que es la alteración más grave de la regulación térmica del organismo. Si la temperatura aumenta hasta los 40°C y no hay un tratamiento oportuno puede ser mortal, esta es la respuesta del cuerpo ante la pérdida excesiva de agua y sal contenidas en el sudor.

Síntomas del golpe de calor
  • Irritabilidad e incomodidad
  • Piel muy irritada por el sudor en cuello, pecho y axilas
  • Agotamiento, cansancio y debilidad
  • Mareos, náuseas y vómito
  • Dolor de cabeza
  • Desmayos ó pérdida de conciencia
  • Deshidratación

 

02Cómo prevenir un “golpe de calor”

  • Ingiere líquidos constantemente.
  • Realiza varias comidas ligeras a lo largo del día.
  • Procura permanecer en lugares frescos y ventilados.
  • Usa ropa ligera, de colores claros y que permitan la transpiración.
  • Protege tus ojos, piel y cabeza con lentes de sol, protector solar y sombrero.
  • Evita exponerte al sol en horas centrales (12 a 17hrs.)

 

¿Que hacer ante un golpe de calor?
  • Resguardarse en un lugar fresco
  • Bajar la temperatura corporal con paños fríos ó bolsa de hielo sobre la cabeza
  • Ingerir bebidas que favorezcan la rehidratación: vida suero oral, agua con sal (1 cda. de sal por cada litro de agua) ó café con azúcar

 

¿Qué es la Potomanía?

Algunas personas no tienen la capacidad para controlar la cantidad de agua que toman, y lo hacen de manera exagerada. Este consumo excesivo se denomina Potomanía. Es un trastorno que consiste en un deseo frecuente de beber gran cantidad de líquido, de manera compulsiva, que se acompaña de una sensación de placer, aunque puede tener consecuencias negativas para la salud.

Esto no suele causar hiperhidratación, siempre y cuando la hipófisis, riñones y corazón funcionen con normalidad, ya que el organismo elimina el exceso. Sin embargo, episodios recurrentes y prolongados de potomanía pueden alterar el buen funcionamiento de los riñones, la composición de la sangre y el equilibrio de fluidos y electrolitos en el organismo, es decir, se altera el equilibrio hídrico, afectando órganos como riñones, corazón, cerebro y músculos. Por lo tanto, ¡hidrátate con moderación!

Beber agua es un hábito

La recomendación de beber 2 a 3 litros de agua debe hacerse a lo largo del día, para que el cuerpo mantenga sus niveles adecuados. Pero llegar a esta cantidad es bastante difícil, tanto que es un hábito que debe inculcarse desde la infancia. Si no estás acostumbrado a beber agua, inicia con cantidades moderadas, no pretendas consumir los dos litros de un “jalón”, ¡te sentirás muy mal! Incrementa gradualmente la cantidad hasta que logres consumir la cantidad recomendada.

¡Hazlo poco a poco, vaso a vasito, lo lograrás!