¿Cuáles son los beneficios del consumo de Probióticos?

Actualmente se reconoce que los alimentos funcionales son la nueva frontera entre la ciencia de los alimentos y los fármacos, ya que tienen el potencial de mejorar radicalmente la salud, en conjunto con un estilo de vida saludable.

Los Probióticos constituyen uno de los grupos más destacados de los alimentos funcionales y contienen microorganismos benéficos en cantidad suficiente que pueden modificar la flora intestinal (microbiota intestinal) logrando un equilibrio, para mejorar la salud.

Probióticos ¿para qué?

Se han comprobado distintos efectos benéficos con el consumo de las bacterias probióticas, por ejemplo:

  • Estimulan el sistema inmunológico a nivel intestinal.
  • Ayudan a combatir distintas enfermedades gastrointestinales, como: Enfermedad intestinal inflamatoria, diarrea relacionada con el consumo de los antibióticos, colitis inducida por la toxina Clostridium difficile, diarrea infecciosa, síndrome del intestino irritable, entre otros.
  • Evitan el crecimiento de microorganismos dañinos, al competir con ellos por los nutrientes y al producir sustancias que inhiben su crecimiento en el intestino.
  • Mejoran la digestión y la absorción de hidratos de carbono, proteínas, las grasas, el calcio y el fosforo.
  • Pueden ayudar disminuir las molestias de la intolerancia a la lactosa.
  • Restablecen el equilibrio de las bacterias cuando la flora gastrointestinal normal ha sido alterada por una terapia con antibióticos.

Los beneficios del consumo de Probióticos se deben a que las bacterias han sido fortalecidas de forma que llegan vivas a los intestinos, al ser capaces de superar la digestión de jugos gástricos y bilis para colonizar el intestino forma transitoria.

Se recomienda especialmente, el uso de Probióticos en algunos casos: durante el tratamiento prolongado con antibióticos, en personas adultas donde aumenta la microbiota patógena y disminuye la benéfica debido a la alteración en la motilidad intestinal propia de la edad, también en personas que tienen bajas defensas porque están expuesta a tener infecciones gastrointestinales y sufren de diarrea en forma frecuente, durante el embarazo ya que hay predisposición al estreñimiento y en los niños desde que empiezan a ingerir alimentos distintos a la leche materna.

Los principales Probióticos son las bacterias integrantes de los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium que son comensales del tracto gastrointestinal del humano y que han sido utilizadas de manera tradicional en diversas fermentaciones alimentarias.

Hoy en día las leches fermentadas constituyen los principales vehículos para el aporte de probióticos ya que, además de las propiedades funcionales de las bacterias, estos alimentos tienen gran aceptación en los distintos grupos de población y son fáciles de adquirir a diferencia de un medicamento. Pero es importante saber diferenciarlas entre todas las opciones que actualmente contamos.

Para asegurarnos que estamos eligiendo el mejor Probiótico es importante confirmar que en la etiqueta del producto se exprese lo siguiente:

  1. El nombre de la bacteria probiótica, en algunos casos se especifica el género, especie y tipo como el caso del Lactobacillus casei Shirota
  2. La cantidad por envase, la cual se menciona en miles de millones o en UFC / g ó ml (Unidades Formadoras de Colonias por gramo o mililitro).

Esto da al consumidor la tranquilidad de saber que está adquiriendo un producto con los beneficios de un Probiótico, ya que nuestro estilo de vida, el estrés, cansancio, mala alimentación, falta de actividad física a menudo perturban el equilibrio de la microbiota intestinal y favorecen el desarrollo de enfermedades.

Es posible concluir que no existen soluciones únicas para todos los problemas de salud, pero que podemos apoyarnos con el consumo frecuente de alimentos funcionales como el Probiótico Lactobacillus casei Shirota, junto con un estilo de vida saludable, una dieta correcta y la práctica de actividad física para prevenir enfermedades. No olvides que prevenir es más barato que curar.