Preparaciones saludables con escamoles

Desde tiempos ancestrales el hombre ha consumido insectos para satisfacer sus necesidades alimenticias, a esta acción se le conoce como entomofagia que proviene del griego éntomos “insecto” y faguein “comer”.

En nuestro país existen más de 540 especies de insectos comestibles, empleados en la elaboración de diversas preparaciones culinarias “exóticas,” pero nutritivas; actualmente uno de las más codiciados son los escamoles.

Los escamoles se destacan por su valioso contenido nutrimental, pueden preparase de diversas maneras: en salsa roja de molcajete, a la mexicana, en combinación con alimentos de temporada (huitlacoche o flor de calabaza), en penca de maguey, etc.

Recetas

  1. Escamoles con nopales, verdolagas y quelites

Los escamoles son sazonados con mantequilla, ajo y cebolla, posteriormente se agregan nopales en tiras, verdolagas y quelites, se salpimienta y se deja reposar unos minutos a fuego medio. Este platillo puede servirse en pequeñas cazuelitas de barro y adornar con queso ranchero y chile serrano, para finalmente disfrutarlos con tortillas de maíz recién hechas.

  1. Caldo de escamoles

Los escamoles son cocinados en agua, a la cual se le agrega cebolla, ajo, chile verde, jitomate y hierbabuena; estos últimos ingredientes pueden estar finamente picados o molidos. 

  1. Salsa de escamoles

La preparación contiene chile morita, escamoles, ajo y un poco de sal. Todos los ingredientes son molidos en el molcajete y se disfrutan acompañado de queso ranchero o aguacate.

  1. Tamal de escamoles

Este tamal es elaborado con ajo, cebolla, rajas de chile verde, orégano, nopales cortados en tiras, epazote y por supuesto escamoles, se envuelven en hojas de maíz y se cuecen al vapor.

  1. Escamoles con guacamole

Es un platillo del estado de Hidalgo. Su preparación consta de saltear cebolla en mantequilla o aceite, añadir los escamoles hasta que se pongan blancos y finalmente agregar epazote y chile verde finamente picado. Se acompaña de tortillas de maíz y una salsa de guacamole.

Recuerda que es importante elaborar todos nuestros platillos basados en el plato de buen comer, combinando los tres grupos de alimentos, verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal.

Ahora ya lo sabes, podemos disfrutar de nuestra amplia gastronomía mexicana bajo las leyes de una alimentación correcta y practicando estilos de vida saludables, como el consumo habitual de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, para gozar de una mejor salud gastrointestinal.