Los lácteos como parte de una alimentación saludable

Los lácteos son un grupo de alimentos formados principalmente por el yogurt, queso, crema, mantequilla y leche. Son considerados alimentos completos y equilibrados debido a su composición de nutrimentos.

Constituyen fuentes importantes de proteínas de alto valor biológico (AVB), de minerales indispensables para el organismo como calcio, fósforo y selenio, de vitamina A y vitaminas del complejo B.

Debido a este aporte nutrimental pueden ser incluidos como parte de una alimentación saludable, y así, junto con otros alimentos, cubrir los requerimientos de manera eficiente.

Los lácteos se encuentran incluidos en el plato del bien comer y pertenecen al grupo de las leguminosas y alimentos de origen animal.

¡La leche, un alimento básico!

La leche es el alimento más importante y consumido de este grupo. Su elevada aportación de nutrientes en relación al contenido calórico, la convierten en un básico de la alimentación en todas las etapas de la vida.

Contiene proteínas de AVB, las cuales poseen aminoácidos esenciales en cantidades suficientes que el organismo utiliza de manera eficiente para funciones de crecimiento y desarrollo.

Además, se considera la fuente más importante de calcio biodisponible de la dieta, indispensable para el crecimiento de los huesos en jóvenes, así como para el mantenimiento de la integridad ósea en adultos.

Información nutrimental

Nutriente Cantidad
Energía 148 kcal
Proteína 7.9g
Lípidos 8.0g
Carbohidratos 11.2
Vitamina A 74.8 µg
Calcio 286.2 mg

                                           1 tza de leche entera, Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes

 

Lácteos y salud

Los beneficios de la leche y algunos lácteos, particularmente descremados, se extienden más allá de su función nutricional, juegan un papel básico en el área de la salud, existe evidencia que la leche contiene sustancias que pueden ayudar a prevenir o mejorar enfermedades como:

  • Osteoporosis
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Cáncer.

 

Alimentos funcionales

Demandas actuales en materia de alimentación han provocado la creación de productos cada vez más sofisticados, como aquéllos en los que se incluyen ingredientes que contribuyen a mejorar la salud del organismo, llamados alimentos funcionales.

Ejemplo de ello son los alimentos lácteos a los que se les añaden bacterias probióticas, como el Lactobacillus casei Shirota, las cuales ayudan a mejorar la digestión, la absorción de nutrientes, prevenir infecciones gastrointestinales y activar el sistema inmune a nivel gastrointestinal.

Por sus propiedades nutricionales y beneficios a la salud, incluye alimentos lácteos en tu dieta, como los fermentados con el Lactobacillus casei Shirota que contribuyen al mantenimiento de la salud intestinal.