Arándanos ¿Tienen algún beneficio en la salud?

Los arándanos son frutos pertenecientes a la familia de las bayas, crecen en arbustos leñosos de hasta 50 cm y los hay de varios colores, entre ellos, rojos, blancos o verdes. Se caracterizan por ser ricos en antioxidantes como flavonoides y antocianinas.

Desde hace muchos años se han empleado en la prevención de infecciones de las vías urinarias principalmente de mujeres en edad reproductiva, enfermedades como obesidad, diabetes y aterosclerosis.

Prevención de infecciones urinarias

El jugo de arándano ejerce un efecto antibacteriano al inhibir la adherencia de bacterias causantes de infecciones en las células de las vías urinarias y no por la acidificación de la orina como se cree.

Para disminuir la recurrencia de tales infecciones, se recomienda consumir 300 ml de jugo de arándano al día u 80 g/día de fruto deshidratado como postre o colación saludable.

Beneficios cardiovasculares

Gracias a su poder antioxidante (flavonoides, ácido benzoico y vitamina C), ejercen benéficos a nivel cardiovascular al disminuir la agregación plaquetaria, reducir la presión sanguínea e inhibir la inflamación.

Mejora la microbiota intestinal y ayuda al control de la glucosa

Los arándanos han demostrado incrementar las bacterias benéficas intestinales como Bifidobacterias y Lactobacillus, asociados a grandes beneficios para la salud, entre ellos, se ha demostrado mejorar el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2.

Como se puede observar los arándanos podrían considerarse un alimento funcional; debido a la gran variedad de beneficios que pueden aportar a la salud.

¡Procura incluirlos de forma cotidiana en tu alimentación junto con el consumo diario de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota que benefician a tu salud gastrointestinal!