La importancia de comer en familia

La Academia Americana de Pediatría recomienda comer en familia de manera regular como iniciativa para prevenir la obesidad infantil.

Actualmente, la sociedad se enfrenta a un estilo de vida acelerado, donde el tiempo es codiciado y escaso, por lo que dejamos atrás esta práctica. Así que, es importante destacar que además de saciar el hambre, la hora de comer en familia es la oportunidad perfecta para educar, escuchar y convivir con los hijos.

Este momento, también constituye la base para el desarrollo de hábitos de alimentación, higiene y estilos de vida saludables que los niños asimilan e integran a su personalidad durante los primeros años de vida, consolidándose hasta la adultez.

Practicar este hábito un mínimo de 3 a 4 veces/semana, ha demostrado traer beneficios:

Algunas recomendaciones para mejorar la experiencia de comer en familia son:

  • Comienza por comer en familia dos o tres veces por semana, en un horario regular y flexible para todos.
  • Compartan al menos un tiempo de comida al día.
  • Apaga el televisor y evita distractores como el celular.
  • Planeen el menú de la semana y hagan el listado del supermercado.
  • Involucra a los niños en la preparación de los alimentos, así como en colocar y recoger la mesa.
  • De vez en cuando, coman fuera de casa, puede ser en restaurante, picnic, excursión, etc. Sin olvidar realizar elecciones de alimentos saludables.

 

Recuerda que comer en familia es un momento agradable. Incorpora lácteos fermentados con probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, como parte de la alimentación habitual para cuidar y mantener la salud gastrointestinal.