Trastorno por atracón, un camino hacia la obesidad

El trastorno por atracón se caracteriza por episodios recurrentes en los que se ingiere una gran cantidad de alimentos, al menos una vez a la semana durante tres meses. Puede presentarse en personas delgadas y conducir hacia la obesidad.

Causas

Sus principales causas se centran en problemas psicológicos y la manera de relacionarse con los alimentos. Estas personas son incapaces de controlar sus emociones y encuentran en la comida una forma de sobrellevarlas.

Actualmente algunas investigaciones señalan que la alteración de la microbiota intestinal podría participar en su desarrollo. Al menos en modelos animales algunas bacterias negativas han demostrado afectar la sensación de saciedad.

Manifestaciones

  • Comer grandes cantidades de alimentos varias veces al día, sin apetito.
  • Falta de control en la ingestión de alimentos.
  • Comer mucho más rápido de lo habitual.
  • Aislarse a la hora de comer.
  • Sentirse deprimido, enojado, culpable o molesto por los hábitos de alimentación.
  • Fracaso en dietas anteriores.

Consecuencias

Las principales consecuencias son el desarrollo de sobrepeso u obesidad y enfermedades como la diabetes, enfermedad cardiovascular, hipertensión, entre otras.

Tratamiento

Está dirigido hacia fomentar estilos de vida saludables como la alimentación correcta, realizar actividad física, apoyado por la terapia psicológica para disminuir la frecuencia de los atracones, el pensamiento distorsionado relacionado con los alimentos, tratar la depresión y mejorar la salud.

Como parte del tratamiento se recomienda el consumo diario de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, el cual contribuye a equilibrar la microbiota intestinal y ayudar a mejorar la saciedad.

¡Cuida tu salud!