¿La obesidad se hereda?

Sí, se estima que los hijos de padres con obesidad tienen una probabilidad del 50 al 80% de desarrollarla, debido a factores genéticos, conductuales y estilos de vida poco saludables.

Actualmente se han descubierto más de 100 genes vinculados con la obesidad y de acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Genómica, parte del problema en México se debe específicamente a los genes GNB3 y FTO.

Ambos genes se asocian con la acumulación excesiva de grasa corporal y son responsables del antojo por alimentos calóricos. Sin embargo, la obesidad también se adquiere por el aprendizaje de estilos de vida poco saludables:

  • Gustos y preferencias por alimentos calóricos.
  • Menor consumo de frutas y verduras.
  • Horarios y tiempos de comidas inadecuados.
  • Grandes porciones de alimentos.
  • Inactividad física y sedentarismo.

La buena noticia es que las personas que poseen estos genes pueden tener un peso saludable al llevar una alimentación correcta y realizar actividad física.

Recomendaciones

  • Consume frutas y verduras.
  • Establece horarios en los tiempos de comida.
  • Bebe 8 vasos de agua natural al día.
  • Realiza al menos 150 minutos de actividad física a la semana.
  • Incorpora el consumo diario de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, que contribuye a modular la microbiota intestinal alterada en las personas con obesidad.

Recuerda que la mayor parte del control del peso está en tus manos, practica y fomenta estilos de vida saludables en familia.