¿Las personas con síndrome de intestino irritable deben evitar los lácteos?

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es un padecimiento caracterizado por molestias abdominales recurrentes y cambios en la defecación como diarrea, estreñimiento o ambos.

Estos síntomas están relacionados con la presencia de ciertos componentes alimentarios como:

>Gluten (trigo, cebada, centeno),

>Cafeína

>Alcohol

>Lactosa (Leche y derivados)

> Capsaicina (chile)

 

Sin embargo, no existe ningún motivo para prohibir sistemáticamente el consumo de lácteos en personas con SII; pues solo un poco más de un tercio de ellas presentan síntomas al consumirlos.

Por lo tanto, los expertos permiten consumir lácteos a tolerancia antes de evitarlos.

Los más recomendados son el grupo de lácteos fermentados con bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, que además de ser bien tolerados, se han asociado a:

  • Disminución de síntomas gastrointestinales asociados a la enfermedad.
  • Mantener el equilibrio de la microbiota intestinal al inhibir el sobrecrecimiento de bacterias dañinas que producen inflamación.

 

¡Consúmelos diariamente como parte de tu alimentación y obtén múltiples beneficios en tu salud intestinal!

Información adicional:

Considerando además que el proceso de fermentación de la leche mediante cultivos bacterianos reduce en gran medida el contenido de lactosa, siguen siendo una buena opción en la dieta de estos pacientes.