Probióticos en la diabetes

La diabetes una enfermedad que se caracteriza por el incremento de los niveles de glucosa en sangre, denominada hiperglucemia.

En su desarrollo participan factores genéticos, ambientales (alteración de la microbiota intestinal) y el estilo de vida de las personas como obesidad, sedentarismo o una dieta inadecuada.

Se ha observado que en las personas con diabetes disminuye el número total de bacterias y su función, provocando:

  • Inflamación crónica de bajo grado.
  • Aumento en la recolección de energía.
  • Desarrollo de obesidad.
  • Resistencia a la insulina.
  • Alteración en el metabolismo de las grasas.

A menudo este desequilibrio empeora el control de las personas con diabetes.

Beneficios de los probióticos

En busca de nuevas alternativas para su control, se analiza el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, bacterias moduladoras de la composición de la microbiota intestinal, generando mayor eficacia metabólica que podría ayudar a:

  • Perder peso corporal.
  • Aumentar la sensibilidad a la insulina.
  • Mejorar el control glucémico.

Confirmando lo anterior, un metaanálisis publicado en 2017 en la revista MEDICINA CLINICA, concluyó que los probióticos puede ser utilizados como coadyuvante en el tratamiento de la diabetes.