Producción de vitaminas en el intestino

Las vitaminas son sustancias nutritivas esenciales para el correcto funcionamiento y mantenimiento de nuestro cuerpo. A pesar de ser tan importantes, los seres humanos carecemos de la capacidad de producirlas, por lo que es necesario obtenerlas por otro tipo de fuentes externas.

La principal forma de adquirir vitaminas es incluyendo en nuestra alimentación una variedad de frutas, verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal diariamente.

Otra fuente de vitaminas son las bacterias que habitan en el intestino las cuales se encargan de digerir alimentos que por sí solos no somos capaces de asimilar, resultando de esa fermentación sustancias importantes para el funcionamiento de nuestro organismo, entre ellas las vitaminas del complejo B y la vitamina K.

Las funciones de las vitaminas producidas por bacterias intestinales son:

  • Vitamina B5 (ácido pantoténico): esencial para digestión y absorción de los alimentos.
  • Vitamina B7 (biotina): influye en la correcta utilización de las proteínas y carbohidratos.
  • Vitamina B9 (ácido fólico): indispensable durante el embarazo para una adecuada formación del feto, además de mejorar la calidad de la sangre y la piel.
  • Vitamina B12 (cobalamina): ayuda en el mantenimiento del sistema nervioso central y mejora la calidad de la sangre.
  • Vitamina K: importante en el proceso de coagulación y la salud de los huesos.

El consumo de alimentos funcionales adicionados con bacterias probióticas han demostrado estimular la microbiota intestinal para la producción de vitaminas y otras sustancias importantes para la salud, por ello se aconseja consumir probióticos como el Lactobacillus casei Shirota que estimula y fortalece el sistema inmunológico.

Follow us on Social Media