Extracción y conservación de la leche materna

La extracción de la leche materna es importante para permitir que la madre se separe de su bebé ya sea por cuestiones laborales, un ingreso hospitalario o sus pechos estén congestionados. Hay que asegurarse que la técnica, los recipientes y el almacenamiento de la misma sea el adecuado para garantizar su calidad.

Los pasos más importantes que debes tomar en cuenta para la extracción de leche materna son:

  1. Higiene: lavado y secado de manos.
  2. Comodidad: busca un lugar tranquilo, privado y cómodo, lejos de olores fuertes.
  3. Estimular “la bajada de la leche”

 

Es importante que durante esta etapa consumas probióticos diariamente como el Lactobacillus casei Shirota, pues contribuyen a mantener en equilibrio tu microbiota intestinal y, beneficiará de manera indirecta la microbiota de tu bebé.

Referencias e imágenes adaptadas de:

Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA, 2017. Guías de Práctica Clínica en el SNS.

Follow us on Social Media