Alimentos baratos y nutritivos

Una alimentación correcta no está condicionada al consumo de alimentos costosos, frecuentemente se piensa que comer saludable representa un gasto económico elevado, pero la realidad es otra, ya que existen alimentos baratos y con una óptima calidad nutricional, te mencionamos algunos ejemplos de ellos:

  • Avena: cereal con una excelente fuente de fibra, contiene vitaminas del grupo B como ácido fólico y minerales como potasio y fósforo, además de consumirla en licuados o con fruta, sus hojuelas son tan versátiles para empanizar una pechuga de pollo o preparar unas croquetas de atún.
  • Frijol, lenteja y garbanzo: estas leguminosas son de bajo costo y rendidoras al momento de cocinarlas, contienen grandes cantidades de fibra y proteínas de origen vegetal, además se destacan por su excelente aporte de hierro.
  • Nopal: esta deliciosa planta enfatiza el bajo costo y mayor beneficio, contiene fibras que contribuyen a mejorar la digestión, es buena fuente de vitaminas A, C, complejo B y calcio, aliado en enfermedades cardiovasculares por su efecto antiinflamatorio. Puede consumirse crudo, asado, hervido, en jugos y ensaladas.
  • Frutas y verduras: se recomienda elegir las de temporada ya que son más económicas, tienen mejor sabor, y una mayor calidad nutricional. Al adquirirlas en un mercado de abastos estarán más frescas, además ayudará a tu bolsillo ya que puedes encontrarlas hasta en un 40% menos del precio comparado al de los supermercados.
  • Huevo: aunque en ciertas temporadas del año puede incrementar su costo, el huevo es un alimento económico en relación a su benéfico, ya que aporta proteínas de alta calidad, vitaminas A y D, y minerales como calcio y magnesio. Recuerda consumirlo cocido para aprovechar mejor sus beneficios
  • Leche: alimento de origen animal con importante cantidad de nutrimentos biodisponibles como calcio, fósforo, magnesio, zinc, vitaminas A, D y E. La leche es indispensable para el consumo de niños, adultos y adultos mayores, se puede obtener en cualquier lugar y a un bajo costo.

Recuerda llevar un estilo de vida saludable y consumir diariamente bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota que ayudan a mantener el equilibrio de la microbiota intestinal, estimular el sistema inmunológico y prevenir infecciones gastrointestinales.

Follow us on Social Media