Triptófano: su importancia en el organismo

El triptófano es un aminoácido esencial presente en algunos alimentos; participa en importantes procesos dentro del organismo humano como el funcionamiento de las neuronas, la activación y regulación del sistema inmune y el mantenimiento del equilibrio intestinal.

Enfermedades relacionadas a deficiencia de Triptófano:

  • Neurológicas: Depresión, ansiedad, Alzheimer, esquizofrenia.
  • Autoinmunes: Enfermedad inflamatorias del intestino
  • Cáncer
  • Enfermedad cardiovascular

Es precursor de neurotransmisores y hormonas como la serotonina y melatonina que tienen que ver con el estado de ánimo, memoria, apetito, digestión y regulación del ciclo de sueño.

E triptófano que no es absorbido en el tubo digestivo es utilizado por los microorganismos que habitan en el intestino (microbiota intestinal), formando algunos compuestos que actúan como mensajeros con el cerebro, otros que favorecen el equilibrio y el sistema inmune intestinal o tienen la capacidad de desintoxicar el cuerpo.

La ingesta mínima de triptófano para los adultos es de 250 a 425 mg/día; cantidad que se puede cubrir consumiendo alimentos como:

  • Chocolate
  • Cereales
  • Frutos secos
  • Soya
  • Leche y derivados
  • Huevo y aves
  • Carnes rojas.

Para favorecer la salud neurológica y del sistema inmune, además de consumir cantidades adecuadas de alimentos ricos en triptófano es muy importante mantener una microbiota intestinal sana para aprovechar y transformar correctamente este nutrimento en sus compuestos benéficos.

Debido a lo anterior, es esencial mantener la microbiota intestinal sana a través de un estilo de vida saludable y el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota. ¡Consúmelo diariamente!