Alfalfa: usos en la cocina

La alfalfa es una planta muy versátil y de alto valor nutritivo, gracias a sus propiedades y sus beneficios a la salud puede incluirse como parte de la alimentación del ser humano en forma de hojas, brotes y semillas.

Propiedades nutrimentales

  • Añade fibra a tu alimentación.
  • Buena fuente de proteínas de origen vegetal.
  • Es alta en vitaminas A, C, E, K y del complejo B.
  • Proporciona minerales como calcio, fósforo, potasio, magnesio y zinc.
  • Contiene pequeñas cantidades de fitoestrógenos (sustancias de origen vegetal que pueden tener beneficios en el alivio de los síntomas asociados a la menopausia).

Disfruta de sus beneficios y su delicioso sabor a través de diversas preparaciones

 

Consejos al comprar, almacenar y consumir alfalfa

  • Compra hojas y germinados frescos.
  • Evita consumir aquellos que tengan olor a humedad o apariencia viscosa.
  • Lávala y desinféctala antes de consumirla.
  • Consérvala en refrigeración entre 4 a 7° C.

La alfalfa al igual que los lácteos fermentados con probióticos como los Lactobacillus casei Shirota son considerados alimentos funcionales, ya que además de su valor nutricional aportan un beneficio a la salud. ¡Inclúyelos en tu alimentación diaria!