Microbiota al nacer ¿Cómo influye la alimentación en el embarazo?

La alimentación de la mujer embarazada es vital para el equilibrio de su microbiota intestinal, misma que donará al bebé y lo colonizará al momento de nacer, teniendo un importante impacto en su desarrollo y salud durante los primeros meses de vida.

Dentro del útero, a través de la placenta y el cordón umbilical, la madre provee al feto nutrimentos y metabolitos de la microbiota, siendo fundamentales para la salud temprana y futura del bebé.

¿Sabías que, la desnutrición en la mujer embarazada puede generar un deterioro del sistema inmunológico del bebé?

De manera general durante el embarazo se hace énfasis en la ingesta suficiente de energía y proteínas, así como el aporte adecuado de ácido fólico, hierro, calcio, zinc, vitamina A, C, D y E.

Un estudio publicado en la revista Gut Microbes* menciona que ciertos nutrimentos en el embarazo pueden conducir a un mejor perfil de la microbiota intestinal de la madre y reflejar beneficios en los bebes, en especial la prevención de obesidad; entre ellos se incluye:

  • Fibra dietética
  • Ácidos grasos omega-3
  • Polifenoles
  • Proteínas de origen vegetal

Dichos compuestos son característicos de una alimentación rica en frutas, verduras, granos integrales, leguminosas, pescados, nueces, semillas y aceite de oliva, lo que concuerda con el patrón de la dieta mediterránea.

La ingesta de estos ingredientes induce el crecimiento de bacterias benéficas que producen sustancias con propiedades antiinflamatorias y de salud intestinal.

Así mismo, el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota durante el embarazo y la lactancia son una excelente manera de promover una microbiota intestinal sana, en conjunto con estilos de vida saludables.

* García-Mantrana I., Selma-Royo M., Gonzalez S., et al. Distinct maternal microbiota clusters are associated with diet during pregnancy: Impact on neonatal microbiota and infant growth during the first 18 months of life. Gut Microbes.