¿Cómo influyen los medicamentos en la microbiota intestinal?

Los compuestos químicos de los medicamentos pueden impactar de manera negativa a las bacterias que habitan en el intestino, y a su vez la microbiota participa en la eficacia de algunos tratamientos; se le denomina interacción fármaco-microbio.

Entre los medicamentos que han demostrado mayor impacto en la microbiota se encuentran:

  • Antibióticos
  • Inhibidores de la bomba de protones (que inhiben la producción de ácido gástrico)
  • Metformina
  • Laxantes
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES)

Por ejemplo, los antibióticos tienen un impacto negativo en el ecosistema intestinal a corto y a largo plazo. Por su parte los inhibidores de la bomba de protones al provocar una disminución de la acidez generan cambios en la composición de la microbiota, aumentando bacterias que son propias de la boca en el intestino.

También, la metformina, comúnmente empleada para el tratamiento de la diabetes puede provocar cambios en la composición de las bacterias intestinales, incrementando cierto número de especies.

Se sospecha que estos cambios en la microbiota pueden ser responsables de algunos de los efectos secundario de los medicamentos, sobre todo a nivel de síntomas gastrointestinales, por lo tanto es necesario entender dicha interacción para aplicar una medicina personalizada o estrategias que disminuyan el impacto o mejoren la eficacia, como el caso del uso de probióticos.

Un claro ejemplo lo podemos encontrar con el consumo de Lactobacillus casei Shirota (LcS) que:

  • Mejora la efectividad del tratamiento:

Niños con neumonía que consumieron LcS y amoxicilina-sulbactam, mostraron una menor incidencia de fracaso del tratamiento farmacológico en comparación con aquellos que solo consumieron amoxicilina (dosis: ≥ 6 mil millones de LcS).

  • Disminuye efectos secundarios del medicamento:

El LcS ayudo a prevenir las lesiones del intestino delgado causadas por el consumo crónico de aspirina (dosis: entre 4 mil millones y 63 mil millones de LcS).

Ahora ya lo sabes, en el caso de consumir medicamentos, los probióticos como el Lactobacillus casei Shirota, son una herramienta que puede ayudar a mitigar los efectos adversos de los fármacos sobre la microbiota intestinal.