¿Qué hacer cuando se tienen úlceras bucales?

Las úlceras bucales también conocidas como aftas, son laceraciones que aparecen en la mucosa de la boca y las encías, provocando sensación de ardor, dolor y dificultad para comer.

Un estudio demostró que las personas que tienen sed y sequedad constante de la boca tienen una incidencia más alta de aftas.

Aún se desconoce su causa, sin embargo, se involucran factores genéticos, infecciones (herpes, tuberculosis, etc.), estrés, fallas en el sistema inmunológico, medicamentos, tabaco y el déficit de ciertos nutrimentos (hierro, zinc, vitaminas B1, B2, B6, B12 y ácido fólico).

Para favorecer la recuperación y disminuir las molestias de las úlceras bucales, se sugiere:

  • Incluir alimentos fríos, por ejemplo, gelatinas, paletas y aguas frescas, ya que las temperaturas bajas disminuyen la inflamación.
  • Preferir preparaciones al vapor o cocidas.
  • Consumir cremas o purés que contengan verduras, alimentos de origen animal y grasas saludables.
  • Ingerir alimentos suaves como huevo revuelto, quesos frescos y avena con leche.
  • Evitar alimentos que irritan la mucosa bucal como picante, condimentos y cítricos.
No hay un tratamiento que las pueda curar, por lo que solo se utilizan técnicas para mitigar el dolor, disminuir la aparición y promover su cicatrización.

 

Es importante llevar una buena higiene dental y evitar el uso de productos que pueden agravar el dolor como son algunos enjuagues con alcohol o pastas con lauril sulfato de sodio.

También se recomienda mantener un microbioma oral sano, ya que de esta manera se puede prevenir infecciones y el desarrollo de enfermedades inflamatorias en las mucosas. Algunos alimentos lácteos fermentados con probióticos han mostrado aportar beneficios como reducir bacterias patógenas, incrementar el pH salival, o como es el caso del Lactobacillus casei Shirota, contribuir en la reducción de la inflamación y el sangrado gingival.