Importancia del selenio en el sistema inmunológico

El selenio es un elemento inorgánico indispensable para la salud humana. Se encuentra relativamente en altas concentraciones en la mayoría de los órganos con función inmunológica como hígado, bazo y ganglios linfáticos.

El selenio tiene la capacidad de unirse a un tipo de proteínas denominadas “selenoproteínas” las cuales participan en diversas actividades inmunológicas. Actualmente se han identificado más de 30 selenoproteínas las cuales tienen roles bien definidos, mientras que otras están bajo investigación.

Función inmunológica

  • Favorece la proliferación de células inmunes como los linfocitos T, encargados de identificar a microorganismos nocivos.
  • Estimula la actividad de las células Natural Killer responsables de eliminar células cancerosas e infectadas por virus.
  • Protege contra procesos infecciosos que afectan al sistema respiratorio.
  • Ayuda a mejorar la respuesta a las vacunas.

La cantidad diaria recomendada de selenio para un adulto sano es de 55 microgramos/día. La cual puede cubrirse mediante el consumo de carnes, pescados, mariscos, huevos, lácteos, frutas, verduras, nueces y cereales integrales. Se desaconseja la suplementación sin prescripción médica ya que puede causar toxicidad.

Todos estos alimentos pueden combinarse con gran facilidad e incluirse como parte de nuestra alimentación diaria, además, se recomienda consumir lácteos fermentados con bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmune a nivel gastrointestinal.