¿Cómo conservar los lácteos fermentados?

Los productos lácteos fermentados son alimentos elaborados a partir de la acción de microorganismos vivos. Esta fermentación le da las características propias como consistencia, olor y sabor. Además pueden tener prebióticos (fibra dietética) o probióticos (microorganismos con funciones benéficas) que le brindan un valor agregado y favorecen la salud de quien los consume.

Actualmente en el mercado se pueden adquirir distintos tipos de “lácteos fermentados” entre los que se encuentran los quesos, chongos zamoranos, leche búlgara, yogur, jocoque y Yakult, entre muchos otros.

Pero, ¿Cuáles son las medidas básicas para la conservación de estos alimentos?

Para la conservación de los lácteos fermentados es necesario brindar las siguientes condiciones.

Temperatura

Al igual que todos los lácteos, los fermentados tienden a perder sus características físicas, si no se cuida la temperatura, por lo que se recomienda almacenarlos entre 0 y 7 ºC.

Después de hacer el super, recuerda almacenar estos productos lo más rápido posible.

Manipulación del producto

Si al comprar un alimento el empaque está sucio lávalo antes de abrir para evitar que se contamine.

Si te gustan los lácteos fermentados revisa que el frasco este limpio, disfruta su sabor y consúmelos fríos o a temperatura ambiente.

Evita exponerlos al calor ya que pueden  perder su textura, olor y sabor.

Cuando prepares alimentos y quieras incluir lácteos fermentados, es importante que sigas estas recomendaciones:

  • Evita calentar los lácteos fermentados. De esta manera no cambiará su textura, olor y sabor.
  • Utiliza solo un utensilio para manipular el lácteo, evitando que no adopte otro sabor.
  • Lávate las manos antes de manipular el producto para evitar contaminar el lácteo.

Almacenamiento

Todos los productos lácteos industrializados tienen fecha de caducidad que aseguran el 100% sus propiedades organolépticas y benéficas para la salud, en el caso de los que tienen bacterias vivas (probióticos). Por esta razón es importante leer las recomendaciones del fabricante.

¿Cuáles son las ventajas de tener los productos lácteos en óptimas condiciones?

  • Conservar sus características propias del producto (consistencia, textura, color, olor y sabor).
  • Garantizar los beneficios para la salud. En el caso de aquellos con bacterias vivas (probióticos).
  • Disminuir el crecimiento de microorganismos dañinos, lo que puede favorecer la descomposición del producto, previniendo enfermedades gastrointestinales.

En algunos de estos lácteos fermentados se han incorporado bacterias probióticas, como el Lactobacillus casei Shirota, que actúa en la microbiota intestinal, evitando que se alojen bacterias patógenas y provoquen enfermedades gastrointestinales. Además, disminuir las molestias del estreñimiento, fortalecer defensas a nivel gastro-intestinal, favoreciendo una buena salud intestinal.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot