¿Cómo fortalecer la salud intestinal?

Los cuidados de los intestinos son importantes debido a la interacción de este sistema con la salud de los humanos. Aquí se definen procesos como la absorción de nutrimentos por lo tanto desarrollo y crecimiento, respuesta inmunológica a diferentes enfermedades, expresión de genes por la interacción de la dieta y ambiente con el organismo, entre muchas otras funciones. Pero ¿qué cuidados debemos tener?

Alimentación correcta

La alimentación se considera uno de los pilares fundamentales para la prevención de enfermedades, se ha comprobado que la preferencia por verduras y frutas frescas, granos enteros y leguminosas en las comidas, incrementa la fibra dietética y ésta a su vez favorece el crecimiento de las bacterias benéficas de la microbiota (flora) intestinal.

Además, han surgido alimentos con propiedades funcionales con los que se busca, a través de su consumo, la conservación de la salud y mejorar la calidad de vida.

Descanso adecuado

Está comprobado que aquellas personas que duermen menos de 6 horas o que padecen insomnio tienen más riesgo de desarrollar obesidad, y recientemente se habla que un descanso deficiente favorece el crecimiento de bacterias patógenas en la microbiota intestinal. Se ha analizado la composición de la microbiota intestinal de personas con enfermedades comprándola con personas sanas y se han detectado alteraciones similares a las presentadas en personas que no tienen un sueño reparador.

Higiene

El principal vehículo de contaminación entre el humano y el ambiente son las manos. Con ellas tocamos superficies, conducimos, saludamos, etc., en cada contacto tomamos factores contaminantes y después nos alimentamos. De esta forma, el lavado frecuente de las manos, la higiene y desinfección de alimentos y superficies, son importantes en el cuidado de la salud intestinal y la prevención en general de enfermedades.

Manejo de estrés

Aquella frase con la que se describe sentir “las mariposas en el estómago” es muestra que los sentimientos y emociones son percibidos, además, por nuestro sistema digestivo. Las personas que no saben manejar el estrés o son muy sentimentales también son llamadas “viscerales”. Este mal manejo de estrés puede tener repercusiones en nuestros intestinos y llegar a presentar enfermedades como colitis.

Consumo responsable de medicamentos

Cada vez que consumimos medicamentos, y en especial antibióticos, generamos un cambio de ambiente en nuestros intestinos que puede alterar el equilibrio en la microbiota intestinal. Estas alteraciones se reponen en poco tiempo si fue un tratamiento farmacológico temporal, pero quienes tienen que consumir permanentemente medicamentos, prolongan las alteraciones de la microbiota pudiendo resultar en enfermedades adicionales. Por lo tanto es importante no auto-medicarse y seguir puntualmente las indicaciones de los doctores respecto al tratamiento farmacológico.

Incorporación de probióticos

Las bacterias benéficas que han sido aisladas del sistema digestivo y que aseguran viabilidad y cantidad mayor a los 8 mil millones, que además pueden declarar nombre, especie y cepa de la bacteria, son considerados probióticos. Con su consumo frecuente es posible favorecer el equilibrio de la microbiota intestinal y apoyar las funciones de los intestinos. El Lactobacilo casei Shirota es una bacteria que reúne estas características y puede ser consumida por toda la familia.

La percepción del concepto de salud ha cambiado, ahora se reconoce que la salud intestinal forma parte de la medicina preventiva y se busca disminuir la probabilidad de desarrollar enfermedades mediante  estilos de vida saludable como la higiene, la práctica de algún ejercicio, descanso adecuado, buen manejo de estrés y la alimentación correcta.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot