¿Cómo puedo fortalecer mi resistencia a enfermedades?

Cuida tus vías respiratorias, ya que en esta temporada aumentan las enfermedades como tos, gripas, que suelen ser peligrosas en los niños y adultos mayores si no se cuidan adecuadamente; pero además, también hay factores que pueden afectar tu capacidad inmunológica, como la alimentación, el estrés, y en éstas épocas las desveladas, por lo que nos volvemos más susceptibles a enfermar.

Por eso, ¡la mejor recomendación es la prevención!

Para evitar enfermedades y fortalecer tu sistema de defensas:

Cuida tu alimentación, consume alimentos de los tres grupos y prefiere aquellos ricos en antioxidantes y vitamina C como el kiwi, fresa, guayaba, mandarina, naranja y cítricos en general. Recuerda que tu estado de salud depende en gran medida de la forma en la que te alimentas. Pero no dejes de comer, pues es común que por no “excedernos” se eviten comidas pues las cenas serán copiosas. Lo mejor es ser precavidos, es decir, si sabes que tu cena será más sustanciosa que de costumbre, lo mejor es realizar comidas ligeras a lo largo del día, pero por ningún motivo dejar de comer.

Practica algún ejercicio, pues al realizarlo tu cuerpo produce endorfinas, sustancias que generan sensación de bienestar, vitalidad y alegría, y tu sistema inmune también se beneficia y aumenta tu resistencia a enfermedades, de ahí el viejo dicho “mente sana en cuerpo sano”. No es necesario pagar cuotas costosas de gimnasios o clases de natación. Lo mejor para ti es lo que realmente puedes hacer. Se recomiendan la caminata, bicicleta, subir y bajar escaleras. Y con realizarlo durante 15 ó 20 minutos diariamente ¡te sentirás mucho mejor!

Cuida tu higiene, recuerda que con medidas sencillas como lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón puedes disminuir la trasmisión de virus y bacterias tan contagiosas como el de la influenza. Por lo tanto recuerda: el lavado de manos con agua y jabón frecuentemente y el baño diario.

Consume probióticos, pues son bacterias benéficas, que tienen la capacidad de llegar vivas hasta tu intestino y ayudarte a recuperar el equilibrio de tu flora intestinal y disminuir el riesgo a infecciones, diarrea, estreñimiento, entre otros. Y con esto proteges uno de los más importantes órganos de inmunidad de tu cuerpo ¡los intestinos! Pero es importante recordarte que estos beneficios los podrás obtener siempre y cuando tomes en cuenta los puntos anteriores, es decir, cuida tu estilo de vida.

Recuerda que lo recomendable es respirar por la nariz, ya que ésta filtra el aire para que llegue con la menor cantidad de impurezas, pero también regula la temperatura del mismo evitando que llegue frío a tus pulmones y no te provoque molestias como dificultad para respirar ó accesos de tos.

Y no está de más recordarte abrígate, cubre tu nariz y boca y evita los cambios bruscos de temperatura.

Que en estas fiestas el año nuevo no te sorprenda con las molestias de la gripa,

¡protégete!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot