¿Cuál es la diferencia entre un alimento y un alimento funcional?

Los alimentos proporcionan elementos para la nutrición,  como proteínas, grasas o vitaminas, necesarios en las diferentes etapas de la vida, mientras que los alimentos funcionales ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas, pues además del valor nutritivo tienen la capacidad de mejorar alguna función del organismo, reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad ó coadyuvar en su tratamiento.

En la actualidad, existen avances en el estudio de la nutrición, con más evidencia científica en  la asociación de los alimentos con la salud o la enfermedad, así mismo las necesidades de la población han cambiado,  se ha pasado   del concepto de “Alimentación adecuada”, definida para satisfacer el hambre de manera segura,   a una “Alimentación óptima”  en donde se incluyen a los alimentos funcionales como parte de la dieta correcta para promover la salud.

Los alimentos funcionales se definen como “Los alimentos y componentes alimentarios que, tomados como parte de la dieta, proporcionan beneficios más allá de los valores nutricionales tradicionales, bien sea mejorando una función del organismo o reduciendo el riesgo de una enfermedad.

Un alimento puede ser considerado como funcional cuando se demuestra de manera satisfactoria que afecta de forma benéfica a alguna actividad, tomando en cuenta que éste efecto va más allá de un efecto nutricional.

Existe una gran variedad de de alimentos funcionales, es importante conocer sus características para poder identificarlos.

Características de los  alimentos funcionales

  • Disminuyen el riesgo de padecer enfermedades.
  • Mejoran el desempeño físico y mental de las personas.
  • Cuentan con suficiente evidencia científica.
  • Son consumidos como parte habitual de la dieta.
  • Mejoran  la calidad de vida de las personas.
  • Demuestran una o  varias funciones benéficas en el organismo,  más allá de un efecto nutricional.
  • No son suplementos, medicamentos o nutraceúticos.
  • Puede ser un alimento natural, cuyos efectos se han demostrado cuando se ingieren en las cantidades normales como parte de una dieta correcta, son ejemplo de alimentos funcionales, las frutas y verduras que se ingieren en las cantidades adecuadas y se asocia con reducción del riesgo  de cáncer.
  • Puede ser un alimento natural al cual, mediante proceso tecnológico, se han adicionado o eliminado componentes

Entre los alimentos funcionales más estudiados, encontramos a los lácteos fermentados con Probióticos, cuyo ingrediente funcional es la bacteria con la que se elabora,  la cual debe aportar beneficios a la salud, diferentes al contenido de calcio y proteína característicos de los lácteos fermentados, por ejemplo mejorar el equilibrio de la flora intestinal. El nombre  y la cantidad de las bacterias benéficas deben ir documentados en la etiqueta.

En varios lugares como Japón, Europa, Estados Unidos, están legislando a cerca de la información que se debe mostrar en las etiquetas de los alimentos funcionales, para evitar que el público consumidor sea engañado.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot