¿Cuál es la diferencia entre un té y una infusión?

Es común hablar del té o de una infusión como una misma cosa, pero la realidad es que ambas bebidas tienen diferencias importantes tanto en sus ingredientes como en la forma de preparación y sus propiedades.

El té proviene de la planta Camellia sinensis que contienen teína, los más conocidos son el té verde, negro, blanco, azul y el rojo, los cuales se consiguen por la fermentación de la planta y se preparan con agua hirviendo. En cambio las infusiones provienen de las hojas, flores, frutos o semillas de ciertas plantas que son completamente libres de teína, como la manzanilla, hierbabuena, limón,  algunos frutos entre otros; estas se preparan con el agua caliente pero sin que llegue a hervir, las plantas junto con el agua se dejan reposar al menos por 3 minutos, a continuación se filtran y se sirven para tomar de preferencia sin endulzar.

Tipos y propiedades de los tés

La variedad y cantidad de estos compuestos está determinada por el grado de fermentación a la que se someta la hoja de la planta Camellia sinensis.

  • Té verde: Contiene antioxidante, ayuda a retrasar el envejecimiento prematuro de las células, mejora la circulación, ayuda a la concentración y el trabajo mental, disminuye los niveles de glucosa y controla el aumento de azúcar en la sangre después de comer.
  • Té Negro: Es el que contiene más teína de todos, es estimulante del sistema nervioso, diurético, aporta antioxidantes y ayuda a la memoria.
  • Te Blanco: Es conocido como el “elixir de la juventud” por sus grandes propiedades y se dice que es el más refinado y exquisito de los tés. Es diurético y aporta vitamina E.
  • Té rojo: Es bueno para la digestión, es diurético y reduce los niveles de colesterol malo (LDL).
  • Té azul: su fermentación es el punto medio entre el té verde y negro. Ayuda al sistema inmune y regulación del peso corporal.

Tipos de infusiones y sus propiedades

Las infusiones cuentan con varios beneficios para la salud, los cuales dependerán del tipo de planta que se utilice. Existen una gran variedad de infusiones que nos ayudan a tratar diferentes malestares y condiciones como:

  • Manzanilla: Es utilizada para tratar molestias del estómago, mejorar la digestión y limpiar heridas superficiales.
  • Menta: Sirve como antiséptico y digestivo.
  • Valeriana: Ideal para relajarse, tranquilizante y disminuir la presión arterial.
  • Hierbabuena: es una planta con interesantes beneficios y cualidades digestivas, ayuda a relajar la tensión muscular y disminuye dolores de cabeza o migrañas.
  • Tilo: Se usa como tranquilizante para el sistema nervioso, permite mejorar la digestión y ayuda a dormir.
  • Limón: Estimula el sistema inmune y favorece la digestión.
  • Orégano: Actúa como expectorante, antiinflamatorio y es bueno para reducir problemas de vías respiratorias, como la tos.

Debido a la teína, si se gusta de tomar tés, se recomienda consultar al médico en el caso de personas que presenten problemas con la presión sanguínea, mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, con algún problema de gastritis o colitis y aquellas personas que tienen problemas de sueño.

El consumo de té o infusiones durante el invierno también es una alternativa para mantenernos hidratados. Recuerda que una alimentación correcta, ejercicio y el consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota son parte de un estilo de vida saludable

¡Cuida tu salud!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot