¿CUÁLES OTRAS APLICACIONES CLÍNICAS HAY DE LOS PROBIÓTICOS?

Probióticos aliados naturales de la salud.

Estudios científicos recientes sobre las propiedades y la funcionalidad de microorganismo vivos en los alimentos sugieren que los probióticos desempeñan un importante papel en las funciones inmunitarias, digestivas y respiratorias, y que podrían tener un efecto significativo en el alivio de las enfermedades infecciosas en niños y otros grupos de alto riesgo.

En la actualidad los expertos señalan que además de las aplicaciones habituales de los probióticos, estos pueden tener utilidad para combatir  otras patologías como un resfriado o algún tipo de dermatitis, incluso nuevas líneas de investigación están relacionadas a enfermedades crónicas como la obesidad y diabetes.

A continuación mencionaremos algunas nuevas líneas de investigación donde se están considerando a los probióticos como coadyuvantes en el tratamiento de las mismas.

Probióticos y Helicobacter pylori.

Uno de los padecimientos que en la actualidad afectan significativamente a nuestra sociedad es la úlcera péptica. Se estima que Helicobacter pylori es la causa de úlceras pépticas en casi el 70% de los adultos.

Estudios realizados en humanos han mostrado el potencial de cepas para inhibir Helicobacter pylori, por lo que los probióticos pueden ser considerados en la  terapia de erradicación.

Se estudió el potencial efecto inhibitorio de L. casei Shirota sobre H. pylori. Una reducción significativa en los niveles de H. pylori fue observada en el estómago. Esta reducción fue acompañada por una significativa disminución en la gastritis activa crónica asociada a la inflamación de la mucosa.

La combinación de bacterias ácido lácticas probióticas y las proteínas de la leche se considera una mancuerna muy efectiva para eliminar H.pylori (Sanders ME 1994)

Probióticos y enfermedad inflamatoria intestinal.

Se ha demostrado que el equilibrio de la microbiota intestinal bacteriana es un factor primordial en los proceso de inflamación, lo que demuestra que los probióticos pueden ser usados como una herramienta innovadora para disminuir la inflamación intestinal, normalizar el mal funcionamiento de la mucosa y regular las reacciones de hipersensibilidad. En estos casos los probióticos pueden actuar y disminuir la inflamación de enfermedades como Síndrome de colon irritable o enfermedad de Crohn.

 Alergias.

La prevalencia de enfermedades atópicas, eczema atópico, asma han aumentado en los últimos años. Los probióticos en estos casos pueden ser efectivos en la respuesta inmune para prevenir las reacciones alérgicas en los niños.

Probióticos y uropatógenos

También se ha incrementado el interés por el potencial de las bacterias probióticas para prevenir infecciones en  el tracto urinario de las mujeres. Esta inquietud se debe principalmente a la gran resistencia que las bacterias patógenas han desarrollado a los antibióticos y a la reconocida actividad de los probióticos en este apartado.  Diversos estudios han demostrado que tres cepas de Lactobacillus mostraron capacidad para colonizar la flora vaginal y actuar como barrera contra  uropatógenos. Su habilidad para producir crecimiento y adhesión antagonista contra patógenos urogenitales es clínicamente importante como un nuevo sistema de prevención en infecciones tracto urinarias.

En un futuro próximo podríamos tener además resultados en enfermedades tan extendidas como la obesidad y la diabetes, El VIH o en las infecciones de vías urinarias.

Por estas razones es que los probióticos son considerados una “nueva frontera en la ciencia” y sin duda las investigaciones de estos como coadyuvantes en el tratamiento y prevención de diversas enfermedades se incrementaran con el paso de los años.

Recuerda “consume probióticos diariamente para mejorar tu salud gastrointestinal”

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot