Día mundial de la alimentación

El día mundial de la alimentación se celebra cada 16 de octubre, en 150 países, con diversas actividades que buscan concientizar en todo el mundo a favor de aquellos que padecen hambre y recordar la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria.

Este año el tema principal es:

El clima esta cambiando. La alimentación y la agricultura también.

El cambio climático no solo significa que aumentan las variaciones atmosféricas, sino que también afecta a un sector muy desprotegido como son las personas que viven del campo debido a que las temperaturas aumentan y las lluvias están causando inundaciones que dejan a miles de personas sin sus cosechas e incluso sin sus hogares.

La buena noticia es que se puede ayudar al consumir menos energía, usar fuentes de energía menos contaminantes, desperdiciar menos y proteger los valiosos recursos naturales del planeta como el agua y la tierra, entre otras cosas.

¿Cómo puedo contribuir a revertir la tendencia del cambio climático?

  1. Ocupar menos el automóvil para llevar a los hijos a la escuela. Se puede compartir el transporte y gastar menos gasolina, de esta manera se contamina menos el medio ambiente.
  1. Hacer las ciudades más verdes con la creación y el mantenimiento de huertos escolares, en azoteas y balcones. De esta forma generamos más sombras y se limpia el aire que respiramos.
  1. Compre solo lo que necesite haciendo una planeación de toda la despensa por semana o quincena apegándose a esta sin comprar nada que no le haga falta, evite las compras compulsivas. De esta manera se desperdicia menos e incluso se ahorrará dinero.
  1. Si por cualquier razón sobra comida, hay que refrigerar esta y utilízala al día siguiente o si se encuentra fuera de casa, pida la comida que sobra para llevar.
  1. Elabora abono para las plantas. Al juntar todos los residuos de las frutas y verduras crearás una composta altamente nutritiva.
  1. Almacena de forma eficiente. Cuando estés por llenar el refrigerador o hielera, organiza tus alimentos de forma que los próximos a caducar estén al frente y los de mayor tiempo de vida queden en la parte posterior. Una vez abiertos los alimentos, guárdalos en recipientes herméticos para que se mantengan frescos por más tiempo.

 

No olvides que medidas sencillas pueden contribuir a revertir el cambio climático y esto se traduce en menos hambre.

Además recuerda que una alimentación correcta y ejercicio cotidiano, aunado al consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota son parte de un estilo de vida saludable.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot