¿Es importante la hidratación durante el invierno?  

Durante el invierno, con el cambio de la temperatura ambiental, nuestro cuerpo elimina menos agua en forma de sudor, por lo que la sensación de sed disminuye y no estamos al pendiente de nuestra hidratación.

En temporada de frio también hay pérdidas de agua en el cuerpo debido al gasto de energía que generan calor, el uso de ropa más pesada y el aumento de orina, es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar de 2 a 3 litros de agua, aunque esto dependerá de la edad, sexo y las actividades diarias que se realicen.

Una hidratación deficiente puede provocar que se presenten varios problemas de salud como:

  • Incrementan los resfriados y la resequedad de la garganta.
  • Cansancio y dolores de cabeza.
  • Pérdida de concentración y memoria.
  • Dolores musculares y calambres.
  • Mal funcionamiento de los riñones, lo que puede provocar infecciones de vías urinarias.
  • Estreñimiento y retención de líquidos.
  • Deshidratación de la piel lo que puede aumentar el desarrollo de líneas de expresión conocidas como arrugas.
  • El cabello pierde brillo y se cae fácilmente.

Es importante hidratarse durante todo el día en invierno, algunos consejos prácticos que podemos realizar son:

  • Beber agua con regularidad a pesar de no tener sed (agua simple de preferencia).
  • Tomar líquidos a temperaturas templadas o calientes como las infusiones de manzanilla o limón.

El consumo de agua mejora el rendimiento físico. Es recomendable tomar agua 30 minutos antes y después de alguna actividad o ejercicio físico para evitar dolores musculares o calambres. Además, el agua lubrica las articulaciones y mejora la resistencia de músculos y ligamentos.

¡No solo el agua nos hidrata!

Si te es muy complicado beber agua, recuerda que hay otros alimentos como las sopas, los guisados caldosos y frutas como la sandía, melón, uvas, piña, naranja y mandarina que además te brindan vitamina C y antioxidantes, lo que ayuda a evitar los resfriados que suelen presentarse con los cambios de temperatura propios del invierno.

Recuerda que una alimentación correcta, ejercicio y el consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota son parte de un estilo de vida saludable.

 

¡Cuida tu salud!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot