¿Existen grasas buenas y favorables para la salud?

Algunas personas creen que consumir cualquier alimento que contenga  grasa puede  causar daños a la salud, sin embargo  se sabe que no todos los tipos de grasa son dañinos. Existen algunos tipos de grasa, que pueden tener un papel importante  en la prevención de enfermedades cardiovasculares y favorecer la salud.

Omega-3 presentes en aceites de pescado

Los ácidos grasos omega -3 tienen un papel importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares y un efecto antiinflamatorio.

Sus principales fuentes son los aceites provenientes de pescados de aguas frías (Trucha, salmón, sardina, caballa y arenque), son ricos en triacilgliceroles que contienen ácidos grasos polinsaturados de la familia de los omega -3, entre los que se encuentra el ácido EPA (eicosapentaenoico) y DHA (docosahexaenoico). Estudios de población realizados  en Holanda, Japón y Estados Unidos muestran que el consumo de éstos pescados, al menos dos veces por semana, reducen a la mitad el riesgo de muerte por enfermedad coronaria.

Consumo de acidos

El consumo de EPA está especialmente recomendado en los niños y jóvenes, facilitando el normal desarrollo y evitando la aparición de carencias nutricionales de ácidos grasos esenciales.

El DHA es el ácido graso más importante del sistema nervioso y visual, por lo cual se requiere un aporte constante de este ácido graso durante las diferentes etapas del desarrollo de los niños y también de los jóvenes.

El aporte nutricional de DHA facilita las funciones neuronales y visuales; tiene un efecto muy positivo en mejorar las capacidades de aprendizaje y de memorización. Se le considera un nutriente protector y antiestrés del sistema nervioso.

 

Ácidos grasos poliinsaturados presentes en oleaginosas

Las nueces, almendras, cacahuates, pistaches, contienen ácido graso omega-3 linoleico. Las nueces además contienen vitamina E y fibra dietética.

Algunos estudios muestran que la ingestión de 1 a 4 porciones (2 a 6 cucharadas) de nueces por semana se asocia con una disminución del 40% del riesgo de enfermedad cardiaca. Otros efectos benéficos del consumo de nueces incluyen mejoría del perfil de grasas en sangre con reducción de los niveles de colesterol de baja densidad, un tipo de colesterol dañino para el corazón y vasos sanguíneos.

Por otro lado,  el aceite de oliva, por ser rico en ácidos grasos monoinsaturados y otras sustancias saludables de acción antioxidante, como el fitoesterol y vitamina E, tiene la capacidad de aumentar el llamado colesterol bueno e impide la oxidación de llamado colesterol malo, principal responsable de la formación de placas en las paredes de las arterias que favorece el desarrollo de arteriosclerosis.

Recuerda  incluir  pescados y oleaginosas en tu alimentación  para mejorar tu salud.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot