¿Existen los rebotes de peso?

Perder peso mediante dietas de reducción que prometen resultados de una manera rápida y fácil, no es la mejor forma , ya que al abandonar estas dietas se recuperan rápidamente los kilos perdidos y aún más, fenómeno conocido como efecto yo-yo ó rebote.
El efecto yo-yo, es consecuencia de la pérdida de peso y volumen a expensas de algunas reservas corporales, y no de los depósitos de grasa, que es lo que realmente se debe perder para lograr una reducción de peso efectiva. Por otra parte, las personas que siguen éste tipo de dietas regresan a los malos hábitos de alimentación, en los que hay un elevado consumo de calorías, lo que contribuye a la ganancia de peso.

Las dietas de muy bajo valor calórico, así como aquellas en las que se recomienda el consumo de un solo grupo de alimentos (Por ejemplo las que son ricas en grasas o proteína) además de ser desequilibradas desde el punto de vista nutricional, provocan que el cuerpo comience a movilizar sus reservas de energía del siguiente modo:

  • En principio se recurre a las reservas de glucosa (glucógeno) almacenadas en el hígado. A partir de estas reservas nuestro cuerpo obtiene energía. Durante éste proceso se elimina una gran cantidad de agua por la orina y por ello se pierde peso de manear rápida.
  • Posteriormente, el cuerpo recurre a las reservas de proteínas del músculo como fuente alternativa de energía, en este punto también tiene lugar la liberación de gran cantidad de agua junto con minerales y sustancias tóxicas.
  • Finalmente se acude a los depósitos de grasa, pero sólo a partir de las dos semanas de haber comenzado una dieta baja en calorías. La masa grasa es lo que en realidad interesa eliminar, puesto que su exceso en el cuerpo es el verdadero responsable del sobrepeso y de la obesidad.

 

Por lo tanto, con las dietas cuya duración no suele exceder de dos semanas, se pierde peso y volumen a expensas de glucógeno, proteínas, agua y minerales y no de masa grasa. Al terminar o abandonar este tipo de dietas, la persona recupera el peso perdido con gran facilidad y en poco tiempo ya que se rehidratan los tejidos y se aumenta la ingesta de calorías.
Ten en cuenta, que el uso inadecuado de dietas de reducción de peso, sin sustento científico pone en riego tu salud física y mental.

Cuando en una dieta:

  • Te prometen reducir más de un kilogramo de peso por semana
  • Te piden omitir por completo algún grupo de alimentos
  • Afirman que no se pueden mezclar alimentos de varios grupos en la misma comida.
  • Requieren de suplementación de vitaminas y/o minerales.
  • Afirman que se puede comer todo lo que uno desea en cantidades ilimitadas, siempre que se consuma con las comidas un producto “dietético especial”.
  • Aseguran que existen ciertos alimentos que queman la grasa.
  • Promueven períodos de ayuno de manera rutinaria.
  • Prometen la modificación del metabolismo “para siempre”

¡Desconfía!

Lo adecuado para perder peso de una manera sana y segura es siguiendo un plan de alimentación diseñado a tus necesidades, a través de una dieta correcta que incluya todos los grupos de alimentos, que sea equilibrada, variada y suficiente, así mismo que se pueda llevar por largo tiempo y logres cambiar tus hábitos de alimentación y de estilos de vida, bajo la supervisión de un Nutriólogo y demás profesionales de la salud.

¡Evita los comportamientos que afectan a tu salud, cuídate y toma una decisión responsable!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot