Golpe de calor, un riesgo para la salud

El golpe de calor es una emergencia médica que se produce cuando la temperatura corporal de una persona supera los 39.4°C. Este fenómeno suele ser resultado de una exposición prolongada a altas temperaturas o de ejercicio extenuante.

El aumento dramático de la temperatura corporal puede desencadenar fallas en órganos vitales como el hígado, riñones, intestinos y músculos. Las personas más vulnerables a sufrir golpes de calor incluyen a los adultos mayores, niños y aquellos con condiciones de salud preexistentes.

Signos de alerta:

 

  • Piel caliente y enrojecida
  • Ausencia de sudor
  • Confusión o pérdida del conocimiento
  • Vómitos y problemas respiratorios
  • Dolor de cabeza intenso y convulsiones.

Prevención:

Evita la exposición al sol en las horas de mayor calor, entre las 11:00 a.m. y las 3:00 p.m. Usa ropa ligera y de algodón, y asegúrate de mantener una hidratación adecuada consumiendo suficiente agua y comiendo frutas y verduras frescas.

Advertencia:

Nunca dejes a alguien dentro de un vehículo estacionado bajo el sol, especialmente a niños o mascotas.

El impacto del golpe de calor también se extiende al sistema digestivo. Puede provocar condiciones como el “intestino permeable”, permitiendo que sustancias dañinas ingresen al torrente sanguíneo, y afectar la composición de la microbiota intestinal, lo que deteriora la salud digestiva.

Recuerda que la salud digestiva es primordial para el bienestar general del cuerpo. Un estilo de vida saludable y el consumo de probióticos pueden contribuir a lograrlo. ¡Consume diariamente Lactobacillus casei Shirota y aprovecha sus beneficios gastrointestinales!

 

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot