Hierro, nutrimento básico en niños menores de 5 años

El hierro es un mineral que forma parte de la hemoglobina, la cual participa en el transporte del oxígeno en el cuerpo a través de la sangre.

 La deficiencia de hierro es el problema nutricional más común y la principal causa de anemia en México. La carencia de hierro en niños menores de cinco años tiene efectos negativos sobre el desarrollo del lenguaje, las capacidades intelectuales y psicomotrices. De no prevenirse y tratarse durante este periodo, las consecuencias pueden ser irreversibles.

 Los principales motivos que propician la deficiencia de hierro en lactantes y preescolares son:

  • Requerimientos aumentados de hierro por un crecimiento acelerado, principalmente entre los 4 y 6 meses hasta los dos años de vida.
  • Consumo insuficiente de hierro, por el bajo contenido de éste en los alimentos de su dieta.
  • La falta de información de los padres sobre la alimentación de sus hijos.
  • La poca disponibilidad de alimentos en algunas zonas geográficas.
  • La falta de recursos económicos para conseguir alimentos ricos en hierro.

Por lo cual, resulta indispensable conocer la mejor manera de aportar el hierro en la alimentación, y para esto, es necesario saber que existen dos tipos de hierro disponible en los alimentos:

  1. Hierro hemínico (hem): Este tipo de hierro se absorbe con mayor eficacia en el intestino delgado. Se encuentra principalmente en alimentos de origen animal como las carnes rojas, aves de corral y pescado.
  2. Hierro no hemínico (no hem): Se obtiene de alimentos adicionados o naturales como leguminosas, vegetales de hoja verde, cereales, huevo y en algunos lácteos. La absorción de este tipo de hierro es pobre, y depende de factores dietéticos que la inhiben o la facilitan.

¿Cómo prevenir la deficiencia de hierro en el organismo?

 Para prevenir la deficiencia de hierro, se sugiere seguir las siguientes recomendaciones:

 En Lactantes

  • Incluir carne y sus derivados al iniciar la alimentación complementaria (entre los 4 y 6 meses de vida), con el fin de satisfacer las necesidades de hierro del bebé, porque a esta edad la lactancia materna ya no cubre sus requerimientos.
  • Los lactantes que no son alimentados con leche materna deben recibir una formula láctea adicionada con hierro, siempre y cuando las condiciones socio-económicas lo permitan.
  • Acudir al pediatra, quien determinará si su niño requiere del uso de un suplemento de hierro.

En niños de uno a cinco años

  • En medida de lo posible y en vista de las circunstancias económicas, se recomienda consumir de manera habitual carne de res, pollo y pescado.
  • Elegir alimentos adicionados o fortificados con hierro.
  • Preparar platillos atractivos para que los niños acepten de mejor manera los alimentos.
  • Evitar el consumo de alimentos inhibidores de la absorción de hierro como té y café.
  • Formar parejas broche, que resulta de la combinación de alimentos que favorecen la absorción del hierro.

Ejemplo de parejas broche:

tab

A continuación se muestran combinaciones de alimentos para mejorar la absorción de hierro:

  • Hígado de ternera acompañado de frijoles de la olla con pico de gallo.
  • Pollo con ensalada de acelgas y jitomate picado.
  • Huevo con carne de res, lentejas y un vaso de jugo de naranja.
  • Carne de cerdo con arroz en salsa de tomate.
  • Pescado al limón con brócoli y tortillas.

Al combinar al menos dos grupos de alimentos de los señalados previamente aseguras el aporte de hierro necesario para tus hijos.

Recuerda que el consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota, puede favorecer la adecuada absorción de los nutrimentos de tu alimentación.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot