Hierro: nutrimento esencial en las mujeres

El hierro es un mineral indispensable para el transporte de oxígeno a los tejidos, la producción de energía, la síntesis de ADN y la regeneración celular. Su deficiencia es más prevalente en mujeres de 14 a 50 años y puede causar serias complicaciones de salud.

En México, cerca del 40% de las mujeres adultas presentan deficiencia de hierro y aproximadamente el 16% desarrolla anemia. Esta condición a menudo involucra también una deficiencia de vitamina B12.

La falta de hierro puede originarse por una dieta insuficiente, como en el caso de las dietas veganas y vegetarianas, infecciones parasitarias, o condiciones fisiológicas específicas de la mujer, tales como la menstruación, el embarazo y la lactancia:

  • Menstruación: se pierde una cantidad significativa de sangre y, con ella, hierro.
  • Embarazo: los requerimientos de hierro aumentan para apoyar tanto el incremento del volumen sanguíneo materno como el desarrollo fetal y la formación de la placenta. La deficiencia de hierro durante este período se ha asociado con partos prematuros y bajo peso al nacer.
  • Lactancia: las necesidades de hierro continúan siendo elevadas para facilitar la recuperación postparto y la producción de leche materna.

Para asegurar niveles adecuados de hierro, es necesario mantener una dieta que incluya carnes rojas y magras, verduras de hoja verde, leguminosas, cereales fortificados y cítricos. También es recomendable desparasitarse dos veces al año, evitar el exceso de medicamentos antiácidos y atender cualquier problema ginecológico que cause sangrados abundantes.

En ocasiones, puede ser necesario recurrir a suplementos de sales de hierro oral, que pueden provocar malestares gastrointestinales y estreñimiento, o incluso a aplicaciones parenterales de hierro. Es esencial identificar y tratar las causas subyacentes de la deficiencia de hierro de manera oportuna para mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Un intestino sano que promueva una correcta absorción de hierro se puede alcanzar con un estilo de vida saludable y el consumo de probióticos, como el Lactobacillus casei Shirota.

 

Leave A Comment

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot