Importancia de la cadena de frío en lácteos fermentados

El enfriamiento es fundamental para reducir el deterioro de los alimentos. Para los lácteos fermentados, mantener la cadena de frío es esencial para controlar la actividad de las bacterias ácido lácticas. Esto detiene el proceso de fermentación y conserva las características organolépticas del producto, como la acidez, el sabor y la textura.

La cadena de frío para productos lácteos es un sistema logístico meticulosamente diseñado, cuyo objetivo es mantener las condiciones perfectas de almacenamiento y manejo desde su origen hasta el momento del consumo.

“Es indispensable mantener una cadena de frío entre 4 y 7°C para los lácteos fermentados”

Consejos para los consumidores sobre cómo mantener la cadena de frío:

  • Deja los productos fríos para el final de tu compra en el supermercado.
  • Prefiere realizar las compras en las horas menos calurosas del día.
  • Emplea bolsas térmicas, hieleras y geles fríos para optimizar el transporte a casa.
  • Almacena de inmediato todos los productos fríos en el refrigerador.

Mantener la cadena de frío no solo conserva la calidad de lácteos fermentados como Yakult, sino que también potencia los beneficios de Lactobacillus casei Shirota para la salud digestiva. Un pequeño esfuerzo por un gran beneficio en nuestro bienestar.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot